La verdadera Navidad

Todas las personas, de cualquier cultura o etnia, desde la existencia del hombre, se han hecho al menos una de las siguientes preguntas: ¿para qué existo? ¿Con qué fin nací? ¿Por qué y quién creo el mundo y el universo? ¿Fue mera casualidad?, ¿Dios existe? Y si existe, ¿por qué no se ha revelado? … He aquí que Dios se hizo hombre, habitó entre nosotros y dió respuesta a todas estas preguntas existenciales que están inscritas en el interior del hombre. Éste es el verdadero sentido de la Navidad.

Me atrevo a asegurar que el tiempo de Navidad es el favorito de la mayoría de las personas, es una época que inspira Fe, Esperanza y Amor, no por casualidad las 3 virtudes teologales, porque estas virtudes están grabadas en lo más profundo del ser. Desafortunadamente, es evidente que este sentido se ha perdido casi por completo, enterrado en un mundo hedonista y masivamente consumista, que ha dado la espalda por completo a Dios. En qué tiene puesta su fe el hombre de hoy ¿en la ciencia, en los bienes terrenos, en los placeres?; cuál es su mayor esperanza ¿la cura para una enfermedad?; y qué va a saber el hombre de amor, si solo busca amarse a sí mismo.

Hay demasiado ruido en el mundo, aún cuando hay un confinamiento general en muchísimos países, el egoísmo es tan grande que en las noticias se ven calles llenas, centros comerciales abarrotados; en redes sociales la gente “presume” sus fiestas y reuniones; los aeropuertos están saturados, la ocupación hotelera está a niveles de años anteriores…

Sin lugar a dudas, este año estuvo lleno de ruidos: pandemia, crisis y un mar de incertidumbres. Lo que sí es cierto, es que ha sido una llamada de atención para muchas personas que han reaccionado y han visto lo corta que es la vida. Que ahora ven, que lo único seguro en la vida, es que tiene fecha de caducidad. Yo les aseguro que esas personas vivirán este año la Navidad de una manera distinta. A ustedes va dirigido este mensaje.

“Jesús en el pesebre. He aquí una buena lección para aprender que todas las grandezas de este mundo son ilusión y mentira.”

San Francisco de Sales

Sabemos que no existen las casualidades, lo que nosotros llamamos así, ya existe y está contemplado en el eterno plan perfecto de Dios. Parecía casualidad que José tuviera que ir a Belén, que el César mandará un edicto para que se empadronase todo el mundo, y María estando en cinta lo acompañase (Lc 2:1s). María que tenía un conocimiento perfecto de las Escrituras y de las profecías, que sabía se cumpliría en Belén lo que el Ángel le había anunciado.

Hace 2020 años (sin entrar en detalles sobre si el calendario gregoriano agregó o quitó años) nació Jesús en un pesebre. No en medio de un tumulto, no en una gran riqueza. No, de la manera más sencilla, en una pequeña gruta, al lado de María y José. Que interesante oportunidad tenemos este año, de contemplar a Jesús en brazos de María y José, de vivir esta escena en el silencio de nuestra familia.

En Navidad no celebramos el día del nacimiento de un gran hombre cualquiera como los hay tantos. Tampoco celebramos simplemente el misterio de la infancia de Jesús. Cierto, la condición pura, sencilla y abierta de un niño es fuente de esperanzas, sin duda es algo que debemos observar. Nos da ánimos para contar con nuevas posibilidades del ser humano; Jesús es la fuente de nuestra esperanza. Pero no podemos aferrarnos únicamente a este misterio, también el Niño deberá entrar al mundo y participar de sus humillaciones e injusticias, y al final será botín de la muerte al igual que todos nosotros. Si nos quedamos con estas palabras, se podría pensar si el nacimiento no es algo propiamente triste pues no conduce sino a la muerte. Por eso es tan importante que haya sucedido algo más, lo tremendo, lo inimaginable, lo incomprensible para muchos, y sin embargo, al mismo tiempo lo siempre esperado y hasta lo necesario. Dios ha venido a nosotros. Se ha unido al hombre de forma tan indisoluble que ese hombre es verdaderamente Dios De Dios, Luz de Luz y sigue siendo verdadero hombre.1 “Et Verbum caro factum est, et habitavit in nobis” El Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros. (Jn 1:14)

Lo que Juan llama “Verbo”, “Palabra” (דבר en hebreo, λόγος en griego) en hebreo significa al mismo tiempo, hecho y sentido, es sinónimo de revelación. La Revelación se vuelve hacia nosotros. La Revelación es una palabra, una interpelación que nos dirige. La Revelación nos conoce, nos llama, nos conduce. La Palabra está pensada de forma totalmente personal para cada uno. Él mismo es persona: es el Hijo de Dios vivo, que nació en el establo de Belén. Citando a Benedicto XVI: “A muchas personas – de alguna manera a todos nosotros -, esto nos parece demasiado bello para que sea verdad. Se nos dice, en efecto: hay un sentido detrás de todo ello. Y ese sentido no es una rebelión impotente contra el sinsentido. El Sentido tiene poder. El Sentido es Dios. Y Dios es bueno. Dios no es cierto ser supremo que se encuentra lejos y al que nunca es posible acercarse. Él está muy cerca, al alcance de nuestra voz, siempre accesible.2

Estamos mal acostumbrados a vivir a prisa, a pesar de estar encerrados en confinamiento, el día no nos alcanza para el sin fin de actividades banales al que dedicamos nuestro tiempo. Creemos que siempre ha sido así, y cuando pensamos sobre el camino que María y José recorrieron de Nazaret a Belén, imaginamos que fue instantáneo, que llegaron a Belén con prisa y sin encontrar posada y se fueron a la primera gruta que encontraron, y casi inmediatamente nació el niño. No. La Santísima Virgen en cinta y su castísimo esposo San José tuvieron que prepararse y realizar un viaje de más de 150km de Nazaret a Belén, por un camino que, por supuesto, no estaba pavimentado, en un tiempo donde el único medio de transporte era en burro o camello. Con tiempo y paciencia, llegaron a Belén y cómo revela san Lucas, se cumplieron los días de parto y no había para ellos sitio en el mesón de Belén (Lc 2:6s). San José buscó entonces refugio para María, y se dirigieron a una gruta que San José conocía. La gruta era natural y desde ahí se podían ver los techos de algunas casas de Belén.3 ¡Oh Santísima María! Con cuanto amor adecuaste y preparaste la gruta y el pesebre. ¡Oh San José! Con qué cuidado y protección procuraste a María.

El silencio es el ámbito del nacimiento de Dios. Dios tiene tiempo para ti y para mí, tanto tiempo que estuvo acostado como hombre en el pesebre y mantiene eternamente su condición humana. Sólo si nosotros mismos entramos en el ámbito del silencio podemos llegar al lugar donde acontece el nacimiento de Dios. Así en esa invitación resuena una de las afirmaciones del libro de la Sabiduría que dice: “Mientras plácido silencio lo envolvía todo, y la noche se encontraba a mitad de su carrera, tu omnipotente palabra desde los cielos, desde el trono real […] se lanzó en medio de la tierra” (Sab 18:14s).4

La Navidad nos llama a entrar en ese silencio de Dios, y su misterio permanece oculto a tantas personas porque no pueden encontrar el silencio en el que actúa Dios. ¿Cómo encontramos ese silencio? El mero callar no lo crea. En efecto, un hombre puede callar exteriormente pero estar al mismo tiempo totalmente desgarrado por la ansiedad del mundo. Alguien puede callar pero tener muchísimo ruido en su interior. Hacer silencio significa encontrar un nuevo orden interior. Significa pensar no sólo en las cosas que se pueden exponer y mostrar. Significa mirar no sólo hacia aquello que tiene vigencia y valor de mercado entre los hombres. Silencio significa desarrollar los sentidos interiores, el sentido de la conciencia, el sentido de lo eterno en nosotros, la capacidad de escucha frente a Dios.5
El silencio cuesta, pero hace al hombre capaz de dejarse guiar por Dios.6

Al final, preferimos nuestra obstinada desesperación a la bondad de Dios que quisiera tocar nuestro corazón desde Belén. Al final, somos demasiado orgullosos como para dejarnos redimir. “Vino a los suyos, pero los suyos no le recibieron.” (Jn 1,11), dice el prólogo de san Juan. El abismo de esta frase no se agota en la historia de la búsqueda de posada que solemos representar una y otra vez con tanto amor en nuestros nacimientos. Esa frase toca algo más profundo en nosotros, toca el motivo más íntimo y hondo por el cual el mundo, desde el nacimiento de Cristo hasta hoy, le cierra constantemente las puertas a Dios y, con ello también a los hombres. Somos demasiado soberbios para ver a Dios en todo. Nos pasa como a Herodes y a sus especialistas en teología: uno se siente amenazado por Dios o bien se aburre de él. En ese nivel es imposible ser de “los suyos”, ser hijos adoptivos de Dios. Para hacerlo, debemos cambiar, reconocerlo como dueño. Él vino al mundo como niño para quebrar nuestra soberbia, Jesús quiere liberarnos de nuestro orgullo y de ese modo, hacernos verdaderamente libres.7

Dejemos que la alegría de este día penetre en nuestra alma. No es una ilusión, no es una mera tradición. Es la verdad, pues la verdad (la última, la verdadera) es hermosa y es buena. Dejemos que el misterio de este día abra nuestros oídos para que podamos escuchar el silencio, entonces podremos reconocer a Dios como el verdadero propietario de nuestras vidas. Así podríamos convertirnos nosotros mismos en portadores de la luz que proviene de Belén. Ser como los pastores que adoran al Niño en compañía de María y José, y cantar llenos de alegría: “¡Aleluya, verdaderamente, Cristo ha nacido!¡Gloria a Dios en el Cielo y en la tierra!”

Vitral del nacimiento de Jesús por Il ragazzo (@photographecatholique) |  Cathopic

Fuentes:
1) La bendición de la Navidad – Meditaciones, Benedicto XVI, Herder, p. 109.
2) Op.cit., p.110
3) Visiones y revelaciones completas de la venerable Ana Catalina Emmerick.
4) La bendición de la Navidad – Meditaciones, Benedicto XVI, Herder, p. 75.
5) La bendición de la Navidad – Meditaciones, Benedicto XVI, Herder, p. 76.
6) La fuerza del silencio, Robert Cardenal Sarah, Patmos, p. 68.
7) La luz brilla en las tinieblas, Benedicto XVI, p. 29-39.

Examen de conciencia para una buena confesión

Es necesario acusar en confesión al menos todos los pecados mortales que se recuerden desde la última confesión bien hecha. Se debe indicar también su especie y su número. Para ello hay que pedir a Dios la gracia de conocer bien nuestras faltas, y examinarlas atentamente. (Misal diario Católico Apostólico Romano 1962).

“Los que se acercan al sacramento de la penitencia obtienen de la misericordia de Dios el perdón de los pecados cometidos contra El y, al mismo tiempo, se reconcilian con la Iglesia, a la que ofendieron con sus pecados. Ella les mueve a conversión con su amor, su ejemplo y sus oraciones” (LumenGentium 11, CIC 1422).

Cristo instituyó el sacramento de la Penitencia en favor de todos los miembros pecadores de su Iglesia, ante todo para los que, después del Bautismo, hayan caído en el pecado grave y así hayan perdido la gracia bautismal y lesionado la comunión eclesial. El sacramento de la Penitencia ofrece a éstos una nueva posibilidad de convertirse y de recuperar la gracia de la justificación. Los Padres De la Iglesia presentan este sacramento como “la segunda tabla (de salvación) después del naufragio que es la pérdida de la gracia”. (CIC 1446)

La siguiente guía tiene como base el Misal diario Católico Apostólico Romano de 1962 y el Catecismo de la Iglesia Católica

130 ideas de Confesion en 2020 | confesiones, los sacramentos, examen de  conciencia

Oración para Examinarse Bien

SANTISIMA Virgen María, Madre mía, dignarte obtenerme un verdadero dolor de haber ofendido a Dios, el firme propósito de corregirme, y la gracia de hacer una buena confesión. Amén.

Ven, Espíritu Santo, llena los corazones de tus fieles, y enciende en ellos el fuego de tu amor. Envía Señor tu Espíritu, y renovarás la faz de la tierra. Oh Dios, que has instruido los corazones de tus fieles con la luz del Espíritu Santo, concédenos según el mismo Espíritu conocer las cosas rectas y gozar siempre de sus divinos consuelos. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

Primer Mandamiento:
Amarás a Dios sobre todas las cosas.

¿Dios ocupa el primer lugar en mi vida?
¿Me he olvidado de Dios?
¿He faltado a mis oraciones o las he hecho mal?
¿He negado o dudado de alguna verdad de la fe católica?
¿He descuidado mi formación católica?
¿He asistido a actos de culto de sectas o reuniones de sociedades prohibidas? (sectas protestantes, comunismo, masonería, budismo, yoga).
¿He leído libros o revistas impíos?
¿He creído en supersticiones?
¿He asistido a sesiones de adivinación, lecturas de mano, de café, cualquier tipo de magia, hechicería, espiritismo, ocultismo, chamanismo, etc.?
¿He creído en el horóscopo?
¿Me he desesperado o hablado contra la Providencia?
¿He callado pecados mortales en confesiones anteriores?
¿He comulgado estando en pecado?¿Sin haberme acercado a la confesión?
¿Le he faltado el respeto a la Iglesia y/o a sus Ministros?
¿He amado a Dios sobre todas las cosas?
¿Me he avergonzado de las prácticas de piedad?
¿Tengo en mi vida o buscado otros dioses (dinero, poder, placer, belleza, reconocimiento desordenado de los demás hacia mí)?
¿He rechazado alguna verdad revelada? (dogmas de la Iglesia)
¿He creído cosas contrarias a las enseñanzas de la Iglesia, creyendo que son “exageradas u obsoletas”?
¿He consentido dudas contra la fe?
¿He pensado o dicho que todas las religiones son buenas?
¿He escondido la fe por cobardía o vergüenza?
¿Pongo toda mi confianza en Dios, o la pongo en mí mismo?

Segundo Mandamiento:
No tomarás el Santo Nombre de Dios en vano.

¿He hecho juramentos falsos, inútiles o malos (jurar vengarse)?
¿He caído en imprecaciones (deseos malos) contra sí mismo o contra los demás?
¿He maldecido?
¿He blasfemado (decir algo contra Dios o algún objeto sagrado)?
¿He usado sin respeto el nombre de Dios o el de los Santos, o las palabras de las Sagradas Escrituras?
¿He faltado a algún voto o promesa hecha a Dios?

Tercer Mandamiento:
Santificarás las fiestas.

¿He faltado injustificadamente a Misa en domingo o día de precepto?
¿He llegado tarde a Misa?
¿Me distraigo voluntariamente en Misa?
¿He profanado el domingo con reuniones o diversiones peligrosas (fiestas, antros)?
¿He trabajado o mandado trabajar sin necesidad, en labores serviles o manuales, durante más de dos o tres horas?
¿Me he preocupado por saber cuáles son las fiestas de precepto?

Cuarto Mandamiento:
Honrarás a tu padre y a tu madre.

Como hijos:
¿He desobedecido a mis padres?
¿Los he tratado con dureza y sin respeto?
¿Les he causado pena o disgustos?
¿Los he asistido durante su vida, o los asistí durante su muerte?
¿He rezado por ellos?
¿He tomado en cuenta sus sabios consejos?
¿He tratado mal a mis hermanos, he reñido con ellos?
¿He desobedecido a los superiores civiles o religiosos?
¿He juzgado o criticado injustamente a mis padres, hermanos o superiores civiles o religiosos?
¿He fomentado el mal espíritu?
Como padres:
¿He hecho rezar en familia?
¿He hecho mal uso de la autoridad y/o de los bienes familiares? (por ejemplo, gastado dinero en uso propio antes que el bien de la familia, de la esposa o esposo, hijos, gastado dinero en apuestas?
¿He descuidado la educación de mis hijos? (catecismo, primera comunión, etc.)
¿Los he mandado a escuelas malas?
¿Los he vigilado, corregido y castigado cuando hace falta o he sido permisivo?
¿Les he enseñado a renunciarse, sacrificarse y vencer sus caprichos?
¿Los he tratado con demasiada aspereza y sin paciencia?
¿He permitido frecuentaciones, diversiones y películas peligrosas para la fe, la castidad, etc.?
¿Les he dado mal ejemplo?
¿He mentido, discutido en su presencia?

Quinto Mandamiento:
No matarás.

¿He matado, herido o injuriado a alguien?
¿He promovido o he estado a favor del aborto? (que la Iglesia castiga con excomunión: La cooperación formal a un aborto constituye una falta grave. La Iglesia sanciona con pena canónica de excomunión este delito contra la vida humana. “Quien procura el aborto, si éste se produce, incurre en excomunión latae sententiae” (Código de Derecho Canónico, CIC, canon 1398), es decir, “de modo que incurre ipso facto en ella quien comete el delito” (CIC can. 1314), en las condiciones previstas por el Derecho (cf CIC can. 1323-1324). Con esto la Iglesia no pretende restringir el ámbito de la misericordia; lo que hace es manifestar la gravedad del crimen cometido, el daño irreparable causado al inocente a quien se da muerte, a sus padres y a toda la sociedad).
¿He estado o he promovido la Eutanasia?
¿He causado algún daño a alguien?
¿Me he enojado, deseado venganza o deseado el mal a otro?
¿He odiado, tenido rencor?
¿Me he negado a perdonar?
¿He sido impaciente?
¿He tenido dureza para con los pobres y los que sufren?
¿He dado malos consejos?
¿He aprobado las malas conductas de mis amigos?
¿He escandalizado a otros y/o inducido a otros a pecar, con mi ejemplo, en conversaciones, modos de vestir, malos libros, etc.?
¿He manejado imprudentemente o a altas velocidades?
¿He puesto mi vida en riesgo? (saltado con paracaídas, arrancones, etc.)
¿He probado drogas?

Sexto y Noveno Mandamientos:
No fornicarás. No desearás a la mujer de tu prójimo.

“Dios abomina, de modo especial el pecado de la lujuria, y los demonios también.”. “Es de razón natural que los demonios abominan el pecado contra natura. Hacen caer al pecador y luego se retiran para no ver semejante espanto que horroriza incluso a los ángeles (incluso los caídos).” (Diálogo, Misericordia con la Sta. Iglesia, L II, cap. XV)

¿He cometido adulterio?
¿He visto, o usado pornografia? (en libros, diarios, revistas, películas, televisión, internet, mensajes, etc.)
¿Me he detenido voluntariamente en pensamientos, o deseos contrarios a la pureza y castidad?
¿He tenido conversaciones deshonestas o en doble sentido?
¿He visto/compartido fotos, videos, chistes, etc. contrarios a la castidad y pureza?
¿He tenido miradas culpables?
¿He provocado que otros tengan miradas culpables por mi modo de vestir?
¿He vestido indecentemente?¿procuro tener pudor?
¿He asistido a playas nudistas?
¿He tenido acciones deshonestas, solo o con otros, de cualquier tipo? (todo lo que sea buscar o admitir placer sexual fuera del uso lícito del matrimonio, es pecado mortal).
¿He utilizado fraudulentamente el matrimonio?
¿He practicado onanismo, masturbación, preservativos, píldoras abortivas o anticonceptivas, esterilización, vasectomía, etc.?
¿He negado injustamente el débito conyugal?
¿He escuchado canciones con contenido sexual o que propician la inmoralidad o impureza?
Nota: se deben precisar las circunstancias que cambian la especie del pecado (adulterio, incesto, homosexualidad, entre otras…). La persona que no quiere renunciar a la ocasión próxima del pecado no puede recibir la absolución ni seguir comulgando.

Séptimo y Décimo Mandamientos:
No robarás. No codiciarás los bienes ajenos.

¿He robado?
¿He utilizado bienes o cosas robadas?
¿He cometido o ayudado a cometer injusticias, fraudes robos?
¿He causado daño a otro en sus bienes?
¿He restituido los bienes por el daño hecho?
¿He pagado mis deudas?
¿He engañado en mis ventas, contratos o transacciones?
¿He sobornado o propiciado el soborno y cualquier ganancia injusta?
¿He apostado o asistido a juegos por dinero, casinos?
¿He jugado juegos por dinero?
¿He cometido usura? (cobrado intereses excesivos a mis deudores)
¿He hecho prejuicios injustos?
¿He deseado desordenadamente los bienes de otros?

Octavo Mandamiento:
No mentirás ni levantarás falso testimonio.

¿He mentido?
¿He hecho juicios temerarios?
¿He hablado mal del prójimo?
¿He sembrado discordia con habladurías o rumores infundados?
¿He calumniado?
¿He levantado falsos testimonios contra otros?
¿Me he promovido propaganda o noticias falsas (especialmente en contra de la Iglesia y del Santo Padre)?
¿He violado un secreto, leído cartas o correo ajeno, etc.?

Los preceptos de la Iglesia

¿Me he confesado al menos una vez desde hace un año?
¿He recibido la Sagrada Comunión durante el tiempo Pascual?
¿He violado los ayunos prescritos por la Iglesia, o he comido carne en los días prohibidos?
¿Contribuí conforme a mis posibilidades con el sostenimiento de la Iglesia (diezmo, limosnas, etc.)?
¿He contraído matrimonio contrario a las leyes de la Iglesia?

Pecados capitales

Soberbia:
¿He tenido pensamientos de vanidad? ¿He despreciado a los demás?
¿He sido terco, contra la Voluntad de Dios, contra los demás?
¿He sido esclavo del “que dirán” y de la moda?
¿He pedido perdón cuando he ofendido o me he equivocado?
¿He hecho mi examen de conciencia correctamente, sin prisas?
Avaricia:
¿He tenido apego excesivo al dinero o a otras cosas?
¿He hecho limosnas únicamente con lo que me sobra?
Lujuria:
ver sexto y noveno mandamientos de la Ley de Dios.
Envidia:
¿He sentido tristeza por no tener los mismo bienes de los demás?
¿Me he alegrado por el mal que les ocurre?
¿He tenido sentimientos de envidia, celos?
¿He sido hipócrita?
Gula:
¿Me he excedido en el comer o beber?
¿Me he embriagado?
¿He hablado demasiado y con burla?
Ira:
Ver quinto mandamiento de la Ley de Dios.
Pereza:
¿He tenido pereza al levantarme?
¿En el trabajo?
¿Soy mediocre en mi trabajo?
¿Soy tibio en mi oración?
¿En las obligaciones religiosas?
¿He perdido el tiempo, he estado de ocioso?
¿He caído en la molicie? (huir de todo esfuerzo y rendirse a la primera dificultad).

Habiendo realizado el examen de conciencia y luego de rezado el acto de contrición, hay que acercarse al confesor, arrodillándose ante él, diciendo “Ave María Purísima. Padre, hace X tiempo que no me confieso, cumplí (o no) con mi penitencia impuesta en la última confesión y me acuso de…”. Se recomienda empezar con los pecados que más vergüenza le dan a uno, para evitar omitirlos. Atendamos a lo que nos diga el confesor y a la penitencia que nos impondrá, y mientras nos dé la absolución, digamos con todo fervor nuevamente el Acto de Contrición.

Después de la confesión

Se debe cumplir sin demora con la penitencia impuesta por el sacerdote. No se debe olvidar agradecer a Dios por permitirnos recibir este hermoso Sacramento y la gran gracia del perdón recibido. Sobre todo no hay que dejarse llevar por los escrúpulos. si el demonio intenta preocuparnos o confundirnos, no debemos discutir con él. Jesús no ha instituido el Sacramento de la Penitencia para torturarnos, sino para liberarnos. Lo que nos pide a cambio de su amor, es una gran lealtad y humildad al acusarnos de nuestras faltas (especialmente de las graves) y de la sinceridad al proponernos evitar realmente todas las ocasiones de pecado. Agradezcamos a Nuestro Señor Jesucristo y a su Santísima Madre, y recordemos las palabras que el Señor dijo a la mujer: “¿Dónde están los que te acusaron?¿Nadie te ha condenado? Dijo ella: Nadie, Señor. Jesús dijo: Ni yo te condeno tampoco; vete y no peques más.“(Jn 8, 10-11).

Santa María de Guadalupe: la Virgen del Apocalipsis

Hay una frase muy común en México, de la cual yo no soy fan pero que es muy cierta: “Los mexicanos aunque no todos seamos católicos, todos somos Guadalupanos”. Por supuesto que es absurdo y contradictorio decirse Guadalupano y no ser católico, si la Virgen María es la Madre de Jesucristo, es nuestra corredentora, nuestro camino seguro a Jesús. Pero bueno, el objetivo de esta entrada es compartir una conferencia sobre los misterios de la Virgen María de Guadalupe, el por qué de su aparición, su mensaje, los misterios de la tilma y en general una profundización para conocer mejor a nuestra Santísima Madre que escogió a México para presentar su mensaje.

“Apareció en el cielo una señal grande, una mujer envuelta en el sol, con la luna debajo de sus pies, y sobre la cabeza una corona de doce estrellas.” (Apocalipsis 12)

¡Santa María de Guadalupe Reina de México y Emperatriz de América, salva nuestras patrias, ruega por nosotros y aumenta nuestra fe!

Última actualización: 12 de diciembre de 2020

Tiempo de Adviento

Hoy es el primer domingo de Adviento, un tiempo que designa o asocia particularmente a una de las tres virtudes teologales, la esperanza. Es un tiempo de preparación para la llegada de nuestro Señor que quiso hacerse carne y habitar entre nosotros. Dios a través de la segunda persona de la Trinidad, quiso revelarse, para que sin equivocación alguna, supiéramos en quién depositar nuestra esperanza.

Este tiempo de Adviento que comenzamos a vivir nuevamente hoy, nos recuerda a los fieles la “ausencia de Cristo”. Con espíritu de penitencia y oración aguardamos al Mediador, al Dios hecho hombre, preparándonos en primer lugar para su venida en carne mortal, que celebraremos el 25 de Diciembre, pero también es un tiempo para prepararnos para su segundo advenimiento como nuestro Juez.

Es por ésto, que las Misas del tiempo de Adviento nos presentan un espíritu de preparación y arrepentimiento que se mezclan con la alegría y la esperanza. Las lecturas de las 4 semanas de Adviento están tomadas en su mayor parte de las profecías de Isaías y de los Salmos, y son una expresión elocuente del deseo de todas las naciones por la llegada del Redentor. A todos nos impresiona el llamado urgente y repetido por la venida del Mesías: “Ven ya, no tardes”. Las epístolas de San Pablo nos urgen a disponernos como se debe para su llegada. Los Evangelios nos describen los terrores del Juicio Final, profetizando el segundo advenimiento y para decirlo con palabras de San Juan Bautista, “para preparar el camino del Señor”.1

Me parece muy notorio que antes de celebrar el nacimiento del Señor, celebremos la Inmaculada Concepción de María (8 de diciembre), y en todo América celebremos a la Santísima Virgen María de Guadalupe (12 de diciembre), no es casualidad, María es el modelo de perfección humana, ¿que mejor preparación para recibir a Cristo que María? En palabras de San Luis María Grignon de Monfort “María es el camino más corto, más seguro y más perfecto para llegar a Jesús”. Entreguemos nuestra vida a María y a lo largo de estás 4 semanas, pidamos su intercesión para que vivamos siempre preparados para la próxima venida de nuestro Señor.

Adviento y Navidad. También nosotros nacemos para la Vida | Prado Nuevo -  Apariciones de la Virgen en El Escorial

Última actualización: 30 de noviembre

Fuentes:
1) Reflexión sobre la Primera parte del Año litúrgico, el Ciclo de Navidad, texto tomado del Misal de 1962.

Back to basics: Llamado para laicos

Una de las imágenes más fuertes que me ha quedado grabada en este año de confinamiento, sin duda es la imagen del Papa Francisco en Semana Santa, solo frente a la cruz, en una plaza de San Pedro completamente vacía.

A la fecha, muchas personas no han podido regresar a las iglesias, no han podido asistir a Misa porque el gobierno no ha permitido que se abran los templos, en otros países las iglesias se abrieron en verano pero ya están cerradas nuevamente “por la pandemia” y por último, algunos afortunados (aunque con bastantes restricciones) hemos podido regresar a las iglesias y ser partícipes de la sagrada Eucaristía.

Algo importante de notar (por lo menos aquí en Europa) es que tras la reapertura, la ocupación de las iglesias está a un 25% tal vez un 30% de su capacidad, siendo imposible no notar la disminución de la asistencia de los fieles. ¡Ah! por cierto, estoy hablando del día domingo, ya ni siquiera mencionar las misas entre semana.

La intención de este pequeño escrito no es cuestionar las razones detrás de este comportamiento, no es discutir la decadencia en la fe del hombre, ni el rechazo actual de la sociedad hacia Dios. Mi intención es hacer un llamado a todos los laicos, a todos los hombres que aún con errores y pecados, queremos ser mejores, buscando cada día la santidad. El llamado es a no tener miedo (a las burlas, al rechazo a los ataques) y buscar ser ejemplo de lo que un católico es ayer, hoy y mañana, por supuesto dejando actuar al Espíritu a través de nosotros.

El primer llamado es a regresar a los básicos, en especial al amor y respeto con los que nuestros abuelos asistían a la Misa y como se comportaban dentro de la iglesia. Retomar lo más básico para cualquier santo, hacer de la Eucaristía el centro de nuestras vidas.

“La Santa Misa es el alimento espiritual que me sostiene y sin la cual no podría afrontar un solo día, ni una sola hora, la vida de entrega a los pobres que he elegido.”

Santa Teresa de Calcuta

Guía básica:

Prepárate:
1. Lo más básico, procurar estar en gracia: Confesión regular, arrepentimiento sincero y contrición de los pecados.
2. Ayuno: Quien lo pueda, asistir a Misa en ayunas (última comida la noche anterior) como lo hacían los padres de la Iglesia. Sino, ayuno 3 horas antes de asistir a Misa, sino es posible, la Iglesia manda por lo menos 1 hora de ayuno previo a recibir la comunión.
3. Vestimenta: ¿Que ropa usarías si la reina de Inglaterra te invitará a su palacio? Tener en cuenta, en la Misa se presenta real y verdaderamente Dios ante nosotros, el rey de reyes y señor de señores.
4. Puntualidad: Cada celebración, cada domingo se debe llegar con puntualidad (es más, 10-15 min antes). ¿Por qué a una reunión de trabajo, una fiesta o inclusive al cine no se llega tarde? La Misa es el evento mas importante de tu vida.
5. No lleves celular, si lo llevas apágalo.

Participa:
6. Desconexión: Referente al punto 4, es importante saber el significado de lo que se es partícipe. Yo recomiendo llegar cuando menos 15 minutos antes para desconectarnos del mundo, y en silencio y oración preparar nuestra alma porque recibirá a Jesucristo Eucaristía.
7. Concentración: Hay que luchar contra la tentación de distraerse con banalidades, criticar a los demás por lo que hacen o dejan de hacer. Centra tu atención en el sacerdote (que actúa in persona Christi), permanece en silencio. Sigue las oraciones, las lecturas y cada momento de la Misa.
8. Respeto y amor: La Misa no es una representación teatral, no es un simple símbolo. La Misa es el memorial de la pasión, muerte y resurrección del Señor (CIC. 1330). En cada Eucaristía se vive nuevamente el sacrificio que Jesús hizo, por amor dio la vida por nosotros. Se unen el Cielo y la tierra. Por eso se debe de vivir con el mayor respeto, la mayor fe y amor que tenemos, mantenernos de pie y arrodillarse ante Dios cuando sea el momento.
9. No cruces las piernas, no estás en la sala de tu casa. Estás frente al Dios vivo y verdadero.
10. Recibir a Dios: El cuerpo y la sangre de nuestro Señor están verdaderamente presentes en la Eucaristía, ¡cuidado de recibirlo en pecado! No vaya a ser causa de tu condenación. Y repito, respeto y amor; no hay mayor signo de humildad y de adoración que arrodillarse ante Dios, así hay que recibirlo, de rodillas; y solo las manos del sacerdote (que actúa in persona Christi) han sido consagradas para tocar su precioso cuerpo y su santísima sangre, comulgar en la boca.
11. Adoración: Si recibiste a Jesús, estás en común-unión con Él, adórale. No te puedes poner a platicar con el de a lado. Toma un momento de silencio y reza. Si una mujer sanó de su enfermedad por solo tocar el manto de Jesús (Lc 8: 43 – 48), ¿qué no hará en ti que lo recibes completamente?

Predica:
12. Después de participar de los sagrados misterios, no podemos regresar al mundo (Rm 12: 2). La manera de vivir nuestra vida, de comportarnos en nuestro día a día debe ser un reflejo perfecto de la palabra de Dios, “ustedes pues, sean perfectos como mi Padre celestial es perfecto” (Mt 5:48), por nuestras fuerzas parece imposible, pero si dejamos que sea Jesús el que actúe a través de nosotros, nada será imposible.

“Tened por cierto, el tiempo que empleéis con devoción delante de este divinísimo Sacramento, será el tiempo que más bien os reportará en esta vida y más os consolará en vuestra muerte y en la eternidad. Y sabed que acaso ganaréis más en un cuarto de hora de adoración en la presencia de Jesús Sacramentado que en todos los demás ejercicios espirituales del día.”

San Alfonso María de Ligorio

“El hombre debería temblar, el mundo debería vibrar, el Cielo entero debería conmoverse profundamente cuando el Hijo de Dios aparece sobre el altar en las manos del sacerdote.”

San Franciso de Asís

Última actualización: 22 de noviembre de 2020

Persecución Religiosa: Cristianofobia

Cuando estaba pensando el título de esta entrada, me parecía increíble, inclusive ridículo pensar que en pleno siglo XXI existan ataques de odio contra cristianos, no solo vandalismos “menores” sino de verdad una persecución con asesinatos a personas por el simple hecho de profesar su fe en Cristo.

Resulta que no es impensable, resulta que es una triste verdad, que la religión católica es la religión más perseguida en el mundo. Tal es la magnitud, que ni siquiera se tienen datos estadísticos exactos a nivel mundial, en Inglaterra se registran alrededor de 13 ataques diarios 1, en Francia cerca de 3 por día2, a esos hay que sumarle los ataques que los medios no cubren, o los que ni siquiera son denunciados por que es el mismo gobierno socialista/comunista que los permite y persigue como en Corea del Norte, Afganistán, China, Nicaragua, Somalia, Libia y varios países más de todo el mundo.

Lista de los 50 países con mayor persecución a cristianos (fuente: Puertas Abiertas)

La Iglesia siempre ha sufrido persecuciones, si, a lo largo de los siglos ha habido miles de persecuciones, el mismo Jesús fue perseguido y lo dejó bien claro: “Y seréis odiados de todos por causa de mi nombre; pero el que persevere hasta el fin, ése se salvará.” (Mt 10-22), no por eso tenemos que quedarnos sin hacer nada, viendo cómo siguen sucediendo las injusticias.

Como católicos, no podemos ser indiferentes ante estas situaciones, no podemos leer las notas de los periódicos y seguir viviendo como si no pasará nada porque no nos ha afectado directamente a nosotros, démonos cuenta que este mal se está expandiendo a Europa y América, donde en los últimos meses se ha visto una fuerte violencia anticatólica.

Los ataques de hoy vienen por diversos frentes, por un lado son los islamistas radicales, que están invadiendo silenciosamente Europa desde hace varias décadas, por otro lado son los grupos de feministas que intentan imponer su ideología abortista y de género, y promueven la violencia contra la Iglesia. Pero no son los únicos, el problema ideológico se ha ido enraizando en la sociedad entera por el fuerte laicismo que invade todos los niveles de la sociedad.

“En efecto, hay una fuerte corriente de pensamiento laicista que quiere apartar a Dios de la vida de las personas y la sociedad, planteando e intentando crear un paraíso sin Él… La experiencia enseña que el mundo sin Dios se convierte en un infierno, donde prevalece el egoísmo, las divisiones en las familias, el odio entre las personas y los pueblos, la falta de amor, alegría y esperanza”

Papa Benedicto XVI a los jóvenes con motivo de la JMJ 2011.3

Desafortunadamente lo que la Iglesia sufre hoy no es menor, al año más de 250 millones de personas sufren de algún tipo de violencia por ser cristianos.4 La batalla no es solo espiritual, y los tiempos actuales “exigen” un nuevo vigor misionero de los cristianos, sobre todo en aquellas partes donde políticos, intelectuales y profesionales de la comunicación promueven y profesan una cultura única y desdeñan la dimensión religiosa de la vida intentando “silenciar” la fe.5 Es nuestro deber como laicos, señalar el error donde lo hay y defender la Verdad (para eso hay que conocer, estudiar, profundizar en nuestra fe, CIC 900); estar preparados y no tener miedo de defender los lugares de culto y las cosas sagradas cuando se requiera (CIC 2263 – 2267). “Y no temáis a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma; temed más bien a Aquel que puede llevar a la perdición alma y cuerpo al infierno.” (Mt 10 – 28).

Perú: Católicos defienden con rezos una iglesia ante manifestación feminista
Muro humano defiende iglesia con oraciones ante manifestación feminista, Perú – Diciembre 2019

Lo único que está en nuestras manos es mantenernos firmes en nuestra fe en Cristo, ofreciendo nuestras oraciones por los hermanos perseguidos, haciendo penitencia para que se detenga la violencia hacia la Iglesia, para que, como pidió Juan Pablo II, aparezca una vez más, en la historia del mundo el infinito poder salvador de la Redención: poder del Amor misericordioso. Que éste detenga el mal. Que transforme las conciencias. Que en el Corazón Inmaculado de María se abra a todos la luz de la Esperanza.6

Infórmateúltimas noticias:

4 de noviembre de 2020: Lyon, FranciaHerido de bala un cura ortodoxo en un templo de la ciudad francesa de Lyon

4 de noviembre de 2020: PoloniaLíder abortista alienta “revuelta” contra la Iglesia en Polonia

1 de noviembre de 2020: CongoLos yihadistas continúan la matanza de cristianos: asesinan a 21 y queman una iglesia en el Congo.

29 de octubre 2020: Niza, FranciaAtaque terrorista en Francia: asesinan a cuchilladas a tres personas en la basílica de Niza. Liga2.

27 de octubre 2020: Veracruz, MéxicoColectivo gay clausura Catedral de Veracruz

20 de octubre 2020: VenezuelaDelincuentes asesinan a sacerdote en Venezuela tras una tentativa de atraco.

20 de octubre 2020: Kano, NigeriaProtest turns violent as thugs, protesters clash in Kano,  hoodlums invaded St Thomas’ Catholic Church

18 de octubre 2020: Santiago de Chile, ChileSin razón, dos iglesias incendiadas a manos de movimientos socialistas. Liga2. Liga3

18 de octubre 2020: Tamil Nadu, IndiaCatholic cemetery desecrated

14 de octubre de 2020: BrasilHallan muerto a sacerdote que había sido ordenado hace 5 meses

13 de octubre de 2020: Durango, MéxicoRoban y profanan iglesia en México

13 de octubre 2020: CamerúnSacerdote arrestado en caminata por la paz

12 de octubre 2020: Makurdi, NigeriaLadrones piden perdón a sacerdote mientras roban una iglesia

8 de octubre de 2020: IndiaSacerdote encarcelado por expresar sus opiniones o haber planteado dudas sobre el poder en India

7 de octubre de 2020: Nsanama, MalauiMalawi: third church attacked by bandits in 2 months

6 de octubre de 2020: Makurdi, NigeriaArmed Robbers Attack Catholic Church in Makurdi Liga2.

30 de septiembre de 2020: NigeriaSecuestran y luego liberan a un sacerdote

26 de septiembre de 2020: California, Estados UnidosContinúan los actos de vandalismo contra las iglesias en California. Esta vez fue la catedral caldea de San Pedro. Liga2. Liga3.

18 de septiembre 2020: Florida, Estados UnidosFlorida man charged with arson at Florida Catholic church

16 de septiembre 2020: Texas, Estados UnidosEl Paso cathedral suffers vandalism attack

13 de septiembre 2020: Utah, Estados UnidosDesconocidos decapitan imagen de Santa Teresa del Niño Jesús

24 agosto 2020: Philadelphia, Estados UnidosAttack In Philadelphia Catholic Church Caught On Livestream

15 de agosto 2020: EspañaVándalos atacan, profanan y roban capilla en España

14 de agosto 2020: Asunción, ParaguayRepudio por actos vandálicos contra la Catedral de Asunción

8 de agosto 2020: Colorado, Estados Unidos Archbishop of Denver calls out anti-Catholic attacks, AOC following statue vandalism

7 de agosto 2020: Madrid, EspañaVandalizan con pintadas satánicas ermita dedicada a la Virgen María

5 de agosto 2020: Mocimboa da Praia, MozambiqueTwo religious sisters in Mozambique still missing after Islamist attack

3 de agosto 2020: Barcelona, EspañaJóvenes irrumpieron en iglesia donde rezaban por víctimas del COVID-19

31 de julio 2020: Managua, NicaraguaAtaque a Catedral de Managua: Destruyen imagen de Cristo con bomba molotov. Liga2.

20 de julio 2020: Managua, NicaraguaHombre destruye con una camioneta parte de catedral en Nicaragua

20 de julio 2020: Vieux-Fort, Santa LucíaFire attack on crucifix at Pierrot Catholic Church

16 de julio 2020: Gauteng, SudáfricaSouth African church attack: Five dead after ‘hostage situation’

15 de julio 2020: Florida, Estados UnidosJesus status beheaded at SW Miami Catholic Church.

12 de julio 2020: California, Estados Unidos Investigan si el fuego en una misión española en California fue intencionado

11 de julio 2020: Boston, Estados UnidosVandalizan estatuas de la Virgen en fin de semana de ataques contra iglesias

10 de julio 2020: Nueva York, Estados UnidosCatholic churches and statues across the United States have been vandalized.

27 de junio 2020: Mocímboa da Praia, MozambiqueQuema de Iglesia católica en Mocímboa da Praia (Mozambique), terroristas islámicos pretenden convertir el país en el nuevo centro de ISIS. Liga2.

21 de junio 2020: MozambiqueChurches burned, people beheaded in Mozambique’s escalating extremist violence

8 de junio 2020: Veracruz, MéxicoVandalizan iglesias durante marcha contra represión policial en México. Liga2.

1 de junio 2020: Veracruz, MéxicoAtacan iglesias con pintas abortistas en plena emergencia de COVID-19

18 de mayo 2020: Ahighill, Irlanda del Norte Attack on Ahoghill Catholic church ‘hate crime’

12 de mayo 2020: Burkina FasoSix killed in attack on Catholic church in Burkina Faso

11 de mayo 2020: Bosnia y HerzegovinaAttacks on the Catholic Church in Bosnia and Herzegovina

2 de mayo 2020: Maryland, Estados UnidosDENUNCIAN VANDALISMO EN LA IGLESIA SAN MIGUEL ARCÁNGEL EN SILVER SPRING

14 de abril 2020: Veracruz, MéxicoProfanan iglesia e intentan robar reliquia en México

8 de marzo 2020: Santiago de Chile, ChileIglesias emblemáticas son rayadas con consignas abortistas en marcha del 8M

8 de marzo 2020: México (múltiples ciudades) – Lamenta iglesia católica actos vandálicos cometidos en contra de templos en México

23 febrero 2020: Florida, Estados UnidosMan attacks Deacon during Catholic Mass at Pompano Beach church

23 febrero 2020: Asturias, EspañaCuatro chicas jóvenes profanan la iglesia de La Felguera y prenden fuego al altar

22 febrero 2020: Avilés, EspañaVandalismo contra el patrimonio en Avilés: Prenden fuego al crucero de San Nicolás, del siglo XVII

15 de febrero 2020: Uromi, NigeriaPreocupación en Nigeria por el secuestro de otro sacerdote

22 enero 2020: Chile & NicaraguaEn Chile queman iglesias, en Nicaragua son refugios contra el socialismo

3 enero 2020: Santiago, ChileEncapuchados queman iglesia institucional de Carabineros durante nueva jornada de manifestaciones y disturbios

27 de noviembre 2019: Curicó, Chile Incendio en Iglesia de San Francisco de Curicó

15 de noviembre 2019: Puerto Montt, Chile Encapuchados queman bancas de catedral de Puerto Montt

8 de noviembre 2019: Santiago, ChileUltrajada y asaltada la parroquia de la Asunción. Liga2.

27 de octubre 2019: Zamora, EspañaLa iglesia de San Esteban, a punto de salir ardiendo por un acto vandálico

18 de octubre 2019: Santiago ChileQuema de iglesia de la Veracruz, en el barrio Lastarria, en Santiago

4 de octubre 2019: Buenos Aires, ArgentinaVándalos destrozaron y robaron iglesia en Pontevedra

29 de septiembre 2019, Ciudad de México, MéxicoVandalismo a la Catedral Metropolitana

6 de septiembre 2019, Segovia, España La iglesia de Carbonero el Mayor (Segovia) amanece con señales de vandalismo en la balaustrada principal

24 de mayo de 2019: Derry, Irlanda del NorteDesconocidos causan incendio en iglesia católica de Reino Unido

23 de abril 2019: – Buenos Aires, ArgentinaNuevo hecho de vandalismo en la parroquia de Nueva Pompeya

21 de abril 2019: Sri LankaAtaque en Sri Lanka: mueren al menos 359 personas en explosiones en varias iglesias 

18 de marzo 2018: Paris, FranciaLa iglesia de Saint-Sulpice en llamas

5 de enero 2014: Sevilla, EspañaIntentan quemar la Iglesia de Santa Marina de Sevilla

Última actualización: 4 de noviembre de 2020

Fuentes:

  1. Ola de actos anticristianos en Inglaterra, 28 de octubre de 2020
  2. 3 ataques anticristianos en Francia, https://www.christianophobie.fr/carte, 21 de octubre de 2020
  3. El Papa, a los jóvenes: “El mundo sin dios es un infierno”, 3 de septiembre de 2010
  4. Más de 260 millones de cristianos sufren alta persecución en el mundo, 15 millones más que en 2019, 15 de enero de 2020
  5. Benedicto XVI: “Sin Dios el hombre no sabe dónde ir ni comprender quién es”, 14 de mayo de 2010
  6. En la Jornada Jubilar de las Familias, el Papa consagra a los hombres y las naciones a la Virgen, en Insegnamenti di Giovanni Paolo II, VII, 1, Città del Vaticano 1984, 775-777.

Medios manipularon palabras del Papa Francisco acerca de su declaración sobre homosexuales.

Hace unos días una declaración del Papa Francisco llenó los encabezados de prácticamente todos los medios. Una declaración en la que supuestamente el Papa apoyaba las uniones civiles entre homosexuales. Aún no se ha emitido una aclaración oficial de parte del Vaticano o del Papa, pero sí han salido algunos medios a aclarar que la entrevista y las palabras del Santo Padre han sido drásticamente editadas. La nota completa de Aciprensa se puede leer aquí.

Lo sorprendente aquí es, con qué rapidez, mucho católicos nos apresuramos a señalar al mismísimo Vicario de Cristo, ésto es lo importante a destacar (para no volver a repetirlo). Hoy me retumbaron en la cabeza las palabras de nuestro Señor “el que este libre de pecado que arroje la primera piedra” (Jn 8, 7).

He aquí la importancia del silencio que mencionaba el Cardenal Sarah, porque todas las acciones buenas que se hacen, las ocasiones de pecado que evitamos como la gula, la ira, la lujuria, la mentira, etc. En pocos segundos se caen por culpa de nuestra lengua, ya lo decía el apóstol Santiago “Si alguno no peca de palabra, es hombre perfecto, capaz de gobernar con el freno todo su cuerpo. A los caballos les ponemos freno en la boca para que nos obedezcan, y así gobernamos todo su cuerpo… Ved que un poco de fuego basta para quemar todo un gran bosque. También la lengua es un fuego, un mundo de iniquidad. Colocada entre nuestros miembros, la lengua contamina todo el cuerpo, e inflamada por el Inferno, inflama a su vez toda nuestra vida.” (Sant 3: 2-6).

Si se ha de abrir la boca, que sea para rezar y alabar a Dios, que para juzgar, a todos nos llegará el día.

Última actualización: 24 de Octubre de 2020

Papa Francisco ¿a favor de uniones homosexuales?

No puedo no hablar de este tema cuando desafortunadamente ha sido la noticia más importante en todos los periódicos, Facebook, Twitter, en fin, en todos los medios del día de hoy (y seguramente seguirá siendo tendencia el resto de la semana) creando una confusión terrible en muchas personas.

En un documental que se estrenó este miércoles 21 de octubre en Roma, el Papa Francisco se postuló (al menos eso dijeron los medios) a favor de la unión civil para parejas homosexuales.

“Las personas homosexuales tienen derecho a estar en la familia. Son hijos de Dios, tienen derecho a una familia. No se puede echar de la familia a nadie, ni hacer la vida imposible por eso”. “Lo que tenemos que hacer es una ley de convivencia civil. Tienen derecho a estar cubiertos legalmente”, dijo el Papa Francisco. “Yo defendí eso”, añadió.1

En primer lugar, el Papa lo dijo en una entrevista (y habrá que ver hasta qué punto es textual), tal vez puede ser su opinión personal, pero esto no quiere decir que debe tomarse como si fuera bula pontificia. En segundo lugar, el Papa puede equivocarse, recordemos que es humano, todos los Papas se pueden equivocar de modo privado en una conversación o en una entrevista por ejemplo. Todos los Papas han pecado, desde el mismo San Pedro inclusive, (que lanza la primera piedra el que esté libre de pecado) lo importante es el arrepentimiento y regreso al camino de Dios. Por eso la importancia de rezar por el Papa, él mismo en múltiples ocasiones termina sus homilías o discursos pidiendo que recen por él, aún cuando cada vez parezca más complicado para los católicos defender al Papa y lo que está pasando en el Vaticano.

En segundo lugar dejar el tema claro, el Catecismo De la Iglesia Católica en su punto 2359 dice: Las personas homosexuales están llamadas a la castidad. Mediante virtudes de dominio de sí mismo que eduquen la libertad interior, y a veces mediante el apoyo de una amistad desinteresada, de la oración y la gracia sacramental, pueden y deben acercarse gradual y resueltamente a la perfección cristiana.

La congregación para la Doctrina de la fe, dirigida por el entonces C. Ratzinger, emitió una serie de consideraciones sobre la homosexualidad y concluye: “La Iglesia enseña que el respeto hacia las personas homosexuales no puede en modo alguno llevar a la aprobación del comportamiento homosexual ni a la legalización de las uniones homosexuales. El bien común exige que las leyes reconozcan, favorezcan y protejan la unión matrimonial como base de la familia, célula primaria de la sociedad. Reconocer legalmente las uniones homosexuales o equipararlas al matrimonio, significaría no solamente aprobar un comportamiento desviado y convertirlo en un modelo para la sociedad actual, sino también ofuscar valores fundamentales que pertenecen al patrimonio común de la humanidad. La Iglesia no puede dejar de defender tales valores, para el bien de los hombres y de toda la sociedad.”2

¿Qué debemos hacer? ¿Cómo podemos defender los católicos?

La respuesta es muy sencilla, el obispo de Manila (Filipinas) Broderick Pabillo lo recordaba en la homilía del domingo pasado “Debemos obedecer a Dios antes que a los hombres” y es solo un ejemplo, porque así como el obispo, muchos otros sacerdotes han levantado la voz ante la confusión.
Y por supuesto, rezar, rezar diario el Rosario, hacer penitencia, ayunos, porque el panorama no pinta bien. Pero esto no es nuevo, durante cuántos siglos los seguidores de Cristo no hemos sido perseguidos (y seguiremos siendo perseguidos), Jesús nos lo advirtió “Entonces os entregarán a los tormentos y os matarán, y seréis aborrecidos de todos los pueblos a causa de mi nombre”. (Mt 24, 9). Dios permite las pruebas para medir nuestra confianza en Él, para saber la firmeza de nuestra fe. Así que nada, a estar siempre preparados y firmes, porque cada día que pasa, es uno menos para el triunfo del Inmaculado Corazón de María.

Sagrado Corazón de Jesús. En ti confío. Inmaculado Corazón de María, sed la salvación del alma mía. Amén.

Última actualización: 24 de octubre de 2020

Fuentes:

  1. Aciprensa, El Papa alienta unión civil para parejas homosexuales, un cambio de postura del Vaticano, 21 de octubre 2020
  2. Consideraciones acerca de los proyectos de reconocimiento legal de las uniones entre personas homosexuales, 28 de marzo de 2003

¿Por qué un católico NO debe celebrar Halloween?

A pocos días de recibir el bombardeo de mercadotecnia de esta “fiesta”, que se vive, tan común e “inofensivamente” desde hace varios años, considero importante reflexionar sobre la raíz y el mensaje oculto de esta fiesta y al peligro al que nos estamos exponiendo sin siquiera darnos cuenta. Para esto quisiera empezar con 2 frases que a lo largo de este escrito irán adquiriendo cada vez más sentido.

Es más fácil engañar a la gente, que convencerlos que han sido engañados“.

Mark Twain

El método del diablo es el de mezclar siempre la verdad con el error, revestido éste con las apariencias y colores de la verdad, de manera que pueda seducir fácilmente a los que se dejan engañar“.

San Juan Crisóstomo

Halloween viene del inglés antiguo “All hallow’s eve” que significa “Víspera de todos los santos” y era la intención del Papa Gregorio IV, al trasladar la festividad de “Todos los Santos” del 13 de mayo al 1 de noviembre en el siglo VII, por cristianizar una fiesta pagana celta llamada Samhain. El Samhain, se celebraba para conmemorar el fin de la cosecha o el fin del verano, y principalmente y el verdadero fin del culto, era conmemorar el culto a los muertos, en especial, rendir tributo al rey de los muertos.1 Para no obviar, los cristianos conocemos a ese rey de los muertos, el llamado diablo y Satanás. Con el tiempo lo único que quedó de cristiano fue el nombre (y ni siquiera de manera original), quedando como hoy lo conocemos, Halloween.

Creo que con esto bastaría para entender porque esta fiesta es algo que un cristiano no debe hacer, porque es una falta directa al primer (y más importante) mandamiento “Amarás a Dios sobre todas las cosas”, “No habrá para ti otros dioses delante de mí” (Dt 5, 6-21). “Ah pero no es lo mismo, no pasa nada” se atreven a decir muchas personas que conozco.

¿Realmente no pasa nada?

Vivimos en una sociedad dormida, idiotizada por las masas, Hollywood, la televisión y, en esta década, por las redes sociales, ese es el gran problema. Las series y películas que se consumen hoy en día están llenas de erotismo, ocultismo, mensajes directos al satanismo y la gente ni siquiera se da cuenta. Las películas de terror de los últimos años tienen que ver con exorcismos o espiritismo, en películas de acción es común ver al protagonista disparando o luchando contra demonios, elevando al hombre al nivel de un dios. El cine se ha encargado de adormecer nuestra conciencia y nuestra capacidad de asombro ante lo grosero, lo equivocado y lo vulgar. La ley natural inscrita en nosotros ha sido anestesiada a través de los años y ni siquiera lo hemos percatado. Se ha llevado el concepto del Cielo y del infierno a la fantasía, desvirtuando completamente el concepto de bien y mal.

Lo mismo ha pasado con Halloween, se ha impuesto (y digo que es imposición porque en muchas escuelas, colegios y trabajos ya es mandatorio celebrar este día) poco a poco a en todas las culturas y todas las edades. Para los niños, como algo divertido y el día que van a recibir un montón de golosinas, para los papás como un día para disfrazar a su hijo pretextando “ternura”. Para adolescente y jóvenes en un día de fiesta y consumismo, decoraciones macabras y disfraces de terror.

Y ¿cuál es el fin? ¿realmente nos hemos puesto pensar que festejamos? Para dejarlo muy claro, el 31 de Octubre se celebra a Satanás. Recordemos que el demonio fue expulsado del Cielo porque quiso ser como Dios, y así lo trata de imitar pero a la inversa, quiere su religión (satanismo), biblia satánica, tiene sus brujos/sacerdotes, etc. Personas que se han salido del satanismo han dado su testimonio2, exorcistas han hablado del tema, Halloween es la celebración de su cumpleaños, es el día en que más misas negras se celebran a nivel mundial, brujas se reúnen para ofrecer sacrificios al “señor de la muerte” con ritos, actos sexuales y muerte de animales. Entonces eso es lo que estás celebrando, de eso eres partícipe. Más claro no puedo ser.

Puede ser que años anteriores hayas asistido a fiestas de Halloween (yo también lo hice) y no haya pasado nada, pero hoy ya somos consientes del significado que tiene así que mucho cuidado en exponerse al fuego porque te puedes quemar. Pero no me creas a mí, escúchalo de voz de tres exorcistas diferentes, el primer video del P. Javier Luzón Peña, el segundo P. Carlos Spahn, el tercero P. Ernesto María Caro:

Como dijo el Papa Franciso en la homilía del 31 de Enero de 2014, “el pecado más grande de hoy es que los hombres han perdido el sentido del pecado”. El mundo de hoy ha perdido la fe en Dios, pero ha puesto su fe en cualquier estupidez: ya no se persigna en la mañana, pero que no se olvide el horóscopo; una cruz en la habitación ni pensarlo, pero que no falte el atrapa-sueños o una figura de Buda o cualquier deidad hindú. La medicina científica no porque produce autismo, pero, ve con el chamán, con el brujo o a una sesión de reiki o medicina oriental… Te invito a que leas nuevamente las frases que compartí al principio y reces para que tú y tus cercanos no caigan en estas trampas del demonio.

02 de Octubre de 2020

Fuentes

  1. Halloween: cual es el origen…, BBC, Octubre 2019
  2. Testimonio ex-satanicos convertidos al catolicismo


Virgen de los Pobres – Nuestra Señora de Banneux

El día de ayer tuve la fortuna de visitar este hermoso santuario, donde la Virgen se apareció en 8 ocasiones hace poco menos de 100 años. La noche del 15 de Enero de 1933, en Banneux, Bélgica, se apareció la Virgen por primera vez a Mariette Beco una niña de 11 años.

Reconozco que hasta hace poco desconocía de estas apariciones de nuestra Madre, tal vez porque el mensaje de estas apariciones es más “sencillo” que otras apariciones (como las de Fátima o La Salette), pero, sin duda alguna el mensaje es profundo y esperanzador, y no solo para la época entre guerras que vivía Europa, sino un mensaje que sigue presente y más que necesario para nuestros días.

El resumen de las apariciones y el mensaje es el siguiente, la historia completa la puedes encontrar aquí.

Primera apariciónDomingo 15 de enero de 1933
La Virgen se aparece a Mariette Beco, una niña de 11 años bautizada pero no practicante, que ve a la Señora a través de la ventana de su casa, La Santísima Virgen invita a la niña, con un gesto de su mano, a acercarse a Ella.

Segunda apariciónMiércoles 18 de enero de 1933
Tres días después de la primera aparición, hacia las siete de la noche, Mariette, dominando su acostumbrado miedo a la oscuridad, sale de casa. Se arrodilla en el sendero que de la casa va hasta la barrera del huerto. Su padre la mira desde adentro.
Reza bajito, levantando del suelo un poquito la vista mirando hacia el mismo lugar en donde, el domingo anterior, se presentó la dama luminosa.
La Virgen lleva a la niña hasta un manantial, Mariette se arrodilla en la cuneta mientras que la Virgen le dice: Posa tus manos en el agua Sin vacilar la niña obedece. La Virgen dice: Esta fuente me está reservada Se despide diciéndole: “Hasta pronto, buenas noches“. 

Tercera apariciónJueves 19 de enero de 1933
“Soy la Virgen de los Pobres”.
“Esta fuente está reservada para todas las Naciones,
 para aliviar a los enfermos. Rezaré por ti. Adiós”

Cuarta aparición20 de enero de 1933
Mariette se siente un poco mal. Esto no le impide de salir hacia las siete de la tarde. Arrodillada en el huerto, reza el rosario. A los dos minutos grita: “He la aquí”. Después ella pide con voz clara: “¿Qué desea Ud. bella Dama?” La Virgen contesta: “Desearía una capillita”

Quinta apariciónSábado 11 de febrero de 1933
 La Virgen le confía: “Vengo a aliviar el dolor, hasta pronto”.

Sexta apariciónMiércoles 15 de febrero de 1933
La Niña le dice: “Santa Virgen, el capellán me ha encargado de pediros una señal”. La Virgen contesta: “Creed en mi, yo creeré en vosotros”. Luego confía un secreto a la niña. En el momento de desaparecer añade: “Rezad mucho, hasta pronto”.

Séptima apariciónLunes 20 de febrero de 1933
En el manantial la Virgen sonriente como siempre le dice a Mariette: “Querida niña, reza mucho”.

Octava apariciónJueves 2 de Marzo de 1933
La Virgen lucía más hermosa y más sublime que nunca antes en sus visitas. Pero no se sonrió. Su rostro estaba muy serio. Quizás ella también estaba triste porque venía el final. Le dijo a la niña, “YO SOY LA MADRE DEL SALVADOR, MADRE DE DIOS. REZAD MUCHO, ADIOS”Con eso, Ella puso las manos sobre Mariette, la bendijo con la señal de la cruz y se fue. Según se iba, las nubes cubrieron el cielo otra vez, y la lluvia volvió a caer implacablemente. Mariette no se daba cuenta de la lluvia que golpeaba su cara y su cuerpo. Se desplomó en la tierra, llorando convulsivamente, repitiendo Santa María mientras lloraba.

La importancia del mensaje

Para entender de una mejor manera la importancia del mensaje, es necesario hacer un poco de historia. Recordemos que en 1846 la Virgen se aparece a 2 niños en la montaña de La Salette (Francia) llorando por el mundo que ha ignorado la cruz de nuestro Señor, por las blasfemias en contra el nombre de Dios y por las faltas de respeto a los días del Señor.1 Le pidió a los niños que recen, hagan sacrificios y propaguen su mensaje. ¿Por qué este mensaje? ¿Qué ha pasado en Francia? Pues nada más y nada menos que 57 años de la sangrienta y anticatólica Revolución Francesa, la antesala de la masonería y el ateísmo que se propagaría en los años siguientes a través de Francia y otros países de Europa. 2 El mundo no escuchó. Dos años más tarde, en 1848, sería publicado el Manifiesto Comunista de Marx y Engels.

En 1858 la Virgen se aparece en Lourdes (Francia) y en la octava aparición la Virgen dice a Santa Bernadette: “¡Penitencia! ¡Penitencia! ¡Penitencia!  – ¡Rece a Dios por los pecadores!”.3
Ya en el siglo XX, en Fátima (Portugal) la Santísima Virgen se adelantó a avisarnos el 13 de julio de 1917 que Rusia extendería sus errores por el mundo (el comunismo/socialismo), pide nuevamente “oración y penitencia”.4 El mundo no escucho.

Pero el amor que Dios nos tiene es tan grande que Él mismo se manifestó en 1931 en Polonia con este mensaje “La humanidad no encontrará ni tranquilidad ni paz, hasta que se vuelva con plena confianza a mi misericordia” (palabras de Nuestro Señor a Sor Maria Faustina Kowalska).
un año mas tarde en 1932 se aparece la Virgen en Beauraing y en 1933 en Banneux (ambas en Bélgica) y el mensaje nuevamente es el mismo, “rezad, rezad mucho, rezad siempre”.

No sé si en otro periodo de la historia ha habido tantas apariciones como las acontecidas entre el siglo XIX y XX, y es que no cabe duda que el amor maternal que la Virgen María nos tiene es tan inmenso, que se preocupa por llamarnos la atención cuando nos estamos desviando del camino. Y es por esto que el mensaje es tan importante, porque son múltiples veces a lo largo del tiempo que la Virgen nos pide que regresemos a su Hijo, porque no hay otro camino que la oración.

Y está última aparición mencionada, que la Virgen se presenta como la Virgen de los pobres, porque son los pobres los que más necesitan de su intercesión. No una pobreza material, sino una pobreza de espíritu, los que son pobres de fe, los que no tienen a Dios en su vida porque su alma está sin nada. Somos los pobres de caridad, humildad y amor al prójimo los que estamos más necesitados de su Divino Consuelo, lo único que necesitamos hacer es como la Virgen lo pidió “Creed en mí, yo creeré en ustedes”.

Hoy vemos el mundo violento en el que vivimos, con la cultura de libertinaje y muerte que se predica cada vez más perversa y “normal”, y al mismo tiempo, un mundo con menos tiempo para Dios, más preocupado por lo material que por lo espiritual, que no hay pretexto para decir que no estábamos advertidos.

Entendamos antes de que sea muy tarde, que no hay otro camino, es Dios o nada, y la única manera de regresar a Dios es a través de la oración, por eso nuestra Madre nos insiste “recen, recen mucho”. Empecemos con 1 Padre Nuestro y 1 Ave María al día que pronto se convertirán en un rosario completo. Hay 7 días en una semana que equivalen a 168 horas, el Señor nos pide 1 día, el domingo vive la oración por excelencia la Santa Misa, que te cuesta darle a Dios 1 hora de toda tu semana si por Él tienes todo.

Haz la prueba, abre tu corazón y deja entrar el amor de Dios. (Jn 12, 44-55)

  1. https://www.corazones.org/maria/salette.htm
  2. https://www.quenotelacuenten.org/2014/01/17/la-revolucion-francesa-fue-realmente-un-levantamiento-popular/
  3. https://www.lourdes-france.org/es/apariciones/
  4. El mensaje de Fátima