Papa Francisco ¿a favor de uniones homosexuales?

No puedo no hablar de este tema cuando desafortunadamente ha sido la noticia más importante en todos los periódicos, Facebook, Twitter, en fin, en todos los medios del día de hoy (y seguramente seguirá siendo tendencia el resto de la semana) creando una confusión terrible en muchas personas.

En un documental que se estrenó este miércoles 21 de octubre en Roma, el Papa Francisco se postuló a favor de la unión civil para parejas homosexuales.

“Las personas homosexuales tienen derecho a estar en la familia. Son hijos de Dios, tienen derecho a una familia. No se puede echar de la familia a nadie, ni hacer la vida imposible por eso”. “Lo que tenemos que hacer es una ley de convivencia civil. Tienen derecho a estar cubiertos legalmente”, dijo el Papa Francisco. “Yo defendí eso”, añadió.1

En primer lugar, el Papa lo dijo en una entrevista (y habrá que ver hasta qué punto es textual), tal vez puede ser su opinión personal, pero esto no quiere decir que debe tomarse como si fuera bula pontificia. En segundo lugar, el Papa puede equivocarse, recordemos que es humano, todos los Papas se pueden equivocar de modo privado en una conversación o en una entrevista por ejemplo. Todos los Papas han pecado, desde el mismo San Pedro inclusive, (que lanza la primera piedra el que esté libre de pecado) lo importante es el arrepentimiento y regreso al camino de Dios. Por eso la importancia de rezar por el Papa, él mismo en múltiples ocasiones termina sus homilías o discursos pidiendo que recen por él, aún cuando cada vez parezca más complicado para los católicos defender al Papa y lo que está pasando en el Vaticano.

En segundo lugar dejar el tema claro, el Catecismo De la Iglesia Católica en su punto 2359 dice: Las personas homosexuales están llamadas a la castidad. Mediante virtudes de dominio de sí mismo que eduquen la libertad interior, y a veces mediante el apoyo de una amistad desinteresada, de la oración y la gracia sacramental, pueden y deben acercarse gradual y resueltamente a la perfección cristiana.

La congregación para la Doctrina de la fe, dirigida por el entonces C. Ratzinger, emitió una serie de consideraciones sobre la homosexualidad y concluye: “La Iglesia enseña que el respeto hacia las personas homosexuales no puede en modo alguno llevar a la aprobación del comportamiento homosexual ni a la legalización de las uniones homosexuales. El bien común exige que las leyes reconozcan, favorezcan y protejan la unión matrimonial como base de la familia, célula primaria de la sociedad. Reconocer legalmente las uniones homosexuales o equipararlas al matrimonio, significaría no solamente aprobar un comportamiento desviado y convertirlo en un modelo para la sociedad actual, sino también ofuscar valores fundamentales que pertenecen al patrimonio común de la humanidad. La Iglesia no puede dejar de defender tales valores, para el bien de los hombres y de toda la sociedad.”2

¿Qué debemos hacer? ¿Cómo podemos defender los católicos?

La respuesta es muy sencilla, el obispo de Manila (Filipinas) Broderick Pabillo lo recordaba en la homilía del domingo pasado “Debemos obedecer a Dios antes que a los hombres” y es solo un ejemplo, porque así como el obispo, muchos otros sacerdotes han levantado la voz ante la confusión.
Y por supuesto, rezar, rezar diario el Rosario, hacer penitencia, ayunos, porque el panorama no pinta bien. Pero esto no es nuevo, durante cuántos siglos los seguidores de Cristo no hemos sido perseguidos (y seguiremos siendo perseguidos), Jesús nos lo advirtió “Entonces os entregarán a los tormentos y os matarán, y seréis aborrecidos de todos los pueblos a causa de mi nombre”. (Mt 24, 9). Dios permite las pruebas para medir nuestra confianza en Él, para saber la firmeza de nuestra fe. Así que nada, a estar siempre preparados y firmes, porque cada día que pasa, es uno menos para el triunfo del Inmaculado Corazón de María.

Sagrado Corazón de Jesús. En ti confío. Inmaculado Corazón de María, sed la salvación del alma mía. Amén.

Fuentes:

  1. Aciprensa, El Papa alienta unión civil para parejas homosexuales, un cambio de postura del Vaticano, 21 de octubre 2020
  2. Consideraciones acerca de los proyectos de reconocimiento legal de las uniones entre personas homosexuales, 28 de marzo de 2003

¿Por qué un católico NO debe celebrar Halloween?

A pocos días de recibir el bombardeo de mercadotecnia de esta “fiesta”, que se vive, tan común e “inofensivamente” desde hace varios años, considero importante reflexionar sobre la raíz y el mensaje oculto de esta fiesta y al peligro al que nos estamos exponiendo sin siquiera darnos cuenta. Para esto quisiera empezar con 2 frases que a lo largo de este escrito irán adquiriendo cada vez más sentido.

Es más fácil engañar a la gente, que convencerlos que han sido engañados“.

Mark Twain

El método del diablo es el de mezclar siempre la verdad con el error, revestido éste con las apariencias y colores de la verdad, de manera que pueda seducir fácilmente a los que se dejan engañar“.

San Juan Crisóstomo

Halloween viene del inglés antiguo “All hallow’s eve” que significa “Víspera de todos los santos” y era la intención del Papa Gregorio IV, al trasladar la festividad de “Todos los Santos” del 13 de mayo al 1 de noviembre en el siglo VII, por cristianizar una fiesta pagana celta llamada Samhain. El Samhain, se celebraba para conmemorar el fin de la cosecha o el fin del verano, y principalmente y el verdadero fin del culto, era conmemorar el culto a los muertos, en especial, rendir tributo al rey de los muertos.1 Para no obviar, los cristianos conocemos a ese rey de los muertos, el llamado diablo y Satanás. Con el tiempo lo único que quedó de cristiano fue el nombre (y ni siquiera de manera original), quedando como hoy lo conocemos, Halloween.

Creo que con esto bastaría para entender porque esta fiesta es algo que un cristiano no debe hacer, porque es una falta directa al primer (y más importante) mandamiento “Amarás a Dios sobre todas las cosas”, “No habrá para ti otros dioses delante de mí” (Dt 5, 6-21). “Ah pero no es lo mismo, no pasa nada” se atreven a decir muchas personas que conozco.

¿Realmente no pasa nada?

Vivimos en una sociedad dormida, idiotizada por las masas, Hollywood, la televisión y, en esta década, por las redes sociales, ese es el gran problema. Las series y películas que se consumen hoy en día están llenas de erotismo, ocultismo, mensajes directos al satanismo y la gente ni siquiera se da cuenta. Las películas de terror de los últimos años tienen que ver con exorcismos o espiritismo, en películas de acción es común ver al protagonista disparando o luchando contra demonios, elevando al hombre al nivel de un dios. El cine se ha encargado de adormecer nuestra conciencia y nuestra capacidad de asombro ante lo grosero, lo equivocado y lo vulgar. La ley natural inscrita en nosotros ha sido anestesiada a través de los años y ni siquiera lo hemos percatado. Se ha llevado el concepto del Cielo y del infierno a la fantasía, desvirtuando completamente el concepto de bien y mal.

Lo mismo ha pasado con Halloween, se ha impuesto (y digo que es imposición porque en muchas escuelas, colegios y trabajos ya es mandatorio celebrar este día) poco a poco a en todas las culturas y todas las edades. Para los niños, como algo divertido y el día que van a recibir un montón de golosinas, para los papás como un día para disfrazar a su hijo pretextando “ternura”. Para adolescente y jóvenes en un día de fiesta y consumismo, decoraciones macabras y disfraces de terror.

Y ¿cuál es el fin? ¿realmente nos hemos puesto pensar que festejamos? Para dejarlo muy claro, el 31 de Octubre se celebra a Satanás. Recordemos que el demonio fue expulsado del Cielo porque quiso ser como Dios, y así lo trata de imitar pero a la inversa, quiere su religión (satanismo), biblia satánica, tiene sus brujos/sacerdotes, etc. Personas que se han salido del satanismo han dado su testimonio2, exorcistas han hablado del tema, Halloween es la celebración de su cumpleaños, es el día en que más misas negras se celebran a nivel mundial, brujas se reúnen para ofrecer sacrificios al “señor de la muerte” con ritos, actos sexuales y muerte de animales. Entonces eso es lo que estás celebrando, de eso eres partícipe. Más claro no puedo ser.

Puede ser que años anteriores hayas asistido a fiestas de Halloween (yo también lo hice) y no haya pasado nada, pero hoy ya somos consientes del significado que tiene así que mucho cuidado en exponerse al fuego porque te puedes quemar. Pero no me creas a mí, escúchalo de voz de tres exorcistas diferentes, el primer video del P. Javier Luzón Peña, el segundo P. Carlos Spahn, el tercero P. Ernesto María Caro:

Como dijo el Papa Franciso en la homilía del 31 de Enero de 2014, “el pecado más grande de hoy es que los hombres han perdido el sentido del pecado”. El mundo de hoy ha perdido la fe en Dios, pero ha puesto su fe en cualquier estupidez: ya no se persigna en la mañana, pero que no se olvide el horóscopo; una cruz en la habitación ni pensarlo, pero que no falte el atrapa-sueños o una figura de Buda o cualquier deidad hindú. La medicina científica no porque produce autismo, pero, ve con el chamán, con el brujo o a una sesión de reiki o medicina oriental… Te invito a que leas nuevamente las frases que compartí al principio y reces para que tú y tus cercanos no caigan en estas trampas del demonio.

02 de Octubre de 2020

Fuentes

  1. Halloween: cual es el origen…, BBC, Octubre 2019
  2. Testimonio ex-satanicos convertidos al catolicismo


Virgen de los Pobres – Nuestra Señora de Banneux

El día de ayer tuve la fortuna de visitar este hermoso santuario, donde la Virgen se apareció en 8 ocasiones hace poco menos de 100 años. La noche del 15 de Enero de 1933, en Banneux, Bélgica, se apareció la Virgen por primera vez a Mariette Beco una niña de 11 años.

Reconozco que hasta hace poco desconocía de estas apariciones de nuestra Madre, tal vez porque el mensaje de estas apariciones es más “sencillo” que otras apariciones (como las de Fátima o La Salette), pero, sin duda alguna el mensaje es profundo y esperanzador, y no solo para la época entre guerras que vivía Europa, sino un mensaje que sigue presente y más que necesario para nuestros días.

El resumen de las apariciones y el mensaje es el siguiente, la historia completa la puedes encontrar aquí.

Primera apariciónDomingo 15 de enero de 1933
La Virgen se aparece a Mariette Beco, una niña de 11 años bautizada pero no practicante, que ve a la Señora a través de la ventana de su casa, La Santísima Virgen invita a la niña, con un gesto de su mano, a acercarse a Ella.

Segunda apariciónMiércoles 18 de enero de 1933
Tres días después de la primera aparición, hacia las siete de la noche, Mariette, dominando su acostumbrado miedo a la oscuridad, sale de casa. Se arrodilla en el sendero que de la casa va hasta la barrera del huerto. Su padre la mira desde adentro.
Reza bajito, levantando del suelo un poquito la vista mirando hacia el mismo lugar en donde, el domingo anterior, se presentó la dama luminosa.
La Virgen lleva a la niña hasta un manantial, Mariette se arrodilla en la cuneta mientras que la Virgen le dice: Posa tus manos en el agua Sin vacilar la niña obedece. La Virgen dice: Esta fuente me está reservada Se despide diciéndole: “Hasta pronto, buenas noches“. 

Tercera apariciónJueves 19 de enero de 1933
“Soy la Virgen de los Pobres”.
“Esta fuente está reservada para todas las Naciones,
 para aliviar a los enfermos. Rezaré por ti. Adiós”

Cuarta aparición20 de enero de 1933
Mariette se siente un poco mal. Esto no le impide de salir hacia las siete de la tarde. Arrodillada en el huerto, reza el rosario. A los dos minutos grita: “He la aquí”. Después ella pide con voz clara: “¿Qué desea Ud. bella Dama?” La Virgen contesta: “Desearía una capillita”

Quinta apariciónSábado 11 de febrero de 1933
 La Virgen le confía: “Vengo a aliviar el dolor, hasta pronto”.

Sexta apariciónMiércoles 15 de febrero de 1933
La Niña le dice: “Santa Virgen, el capellán me ha encargado de pediros una señal”. La Virgen contesta: “Creed en mi, yo creeré en vosotros”. Luego confía un secreto a la niña. En el momento de desaparecer añade: “Rezad mucho, hasta pronto”.

Séptima apariciónLunes 20 de febrero de 1933
En el manantial la Virgen sonriente como siempre le dice a Mariette: “Querida niña, reza mucho”.

Octava apariciónJueves 2 de Marzo de 1933
La Virgen lucía más hermosa y más sublime que nunca antes en sus visitas. Pero no se sonrió. Su rostro estaba muy serio. Quizás ella también estaba triste porque venía el final. Le dijo a la niña, “YO SOY LA MADRE DEL SALVADOR, MADRE DE DIOS. REZAD MUCHO, ADIOS”Con eso, Ella puso las manos sobre Mariette, la bendijo con la señal de la cruz y se fue. Según se iba, las nubes cubrieron el cielo otra vez, y la lluvia volvió a caer implacablemente. Mariette no se daba cuenta de la lluvia que golpeaba su cara y su cuerpo. Se desplomó en la tierra, llorando convulsivamente, repitiendo Santa María mientras lloraba.

La importancia del mensaje

Para entender de una mejor manera la importancia del mensaje, es necesario hacer un poco de historia. Recordemos que en 1846 la Virgen se aparece a 2 niños en la montaña de La Salette (Francia) llorando por el mundo que ha ignorado la cruz de nuestro Señor, por las blasfemias en contra el nombre de Dios y por las faltas de respeto a los días del Señor.1 Le pidió a los niños que recen, hagan sacrificios y propaguen su mensaje. ¿Por qué este mensaje? ¿Qué ha pasado en Francia? Pues nada más y nada menos que 57 años de la sangrienta y anticatólica Revolución Francesa, la antesala de la masonería y el ateísmo que se propagaría en los años siguientes a través de Francia y otros países de Europa. 2 El mundo no escuchó. Dos años más tarde, en 1848, sería publicado el Manifiesto Comunista de Marx y Engels.

En 1858 la Virgen se aparece en Lourdes (Francia) y en la octava aparición la Virgen dice a Santa Bernadette: “¡Penitencia! ¡Penitencia! ¡Penitencia!  – ¡Rece a Dios por los pecadores!”.3
Ya en el siglo XX, en Fátima (Portugal) la Santísima Virgen se adelantó a avisarnos el 13 de julio de 1917 que Rusia extendería sus errores por el mundo (el comunismo/socialismo), pide nuevamente “oración y penitencia”.4 El mundo no escucho.

Pero el amor que Dios nos tiene es tan grande que Él mismo se manifestó en 1931 en Polonia con este mensaje “La humanidad no encontrará ni tranquilidad ni paz, hasta que se vuelva con plena confianza a mi misericordia” (palabras de Nuestro Señor a Sor Maria Faustina Kowalska).
un año mas tarde en 1932 se aparece la Virgen en Beauraing y en 1933 en Banneux (ambas en Bélgica) y el mensaje nuevamente es el mismo, “rezad, rezad mucho, rezad siempre”.

No sé si en otro periodo de la historia ha habido tantas apariciones como las acontecidas entre el siglo XIX y XX, y es que no cabe duda que el amor maternal que la Virgen María nos tiene es tan inmenso, que se preocupa por llamarnos la atención cuando nos estamos desviando del camino. Y es por esto que el mensaje es tan importante, porque son múltiples veces a lo largo del tiempo que la Virgen nos pide que regresemos a su Hijo, porque no hay otro camino que la oración.

Y está última aparición mencionada, que la Virgen se presenta como la Virgen de los pobres, porque son los pobres los que más necesitan de su intercesión. No una pobreza material, sino una pobreza de espíritu, los que son pobres de fe, los que no tienen a Dios en su vida porque su alma está sin nada. Somos los pobres de caridad, humildad y amor al prójimo los que estamos más necesitados de su Divino Consuelo, lo único que necesitamos hacer es como la Virgen lo pidió “Creed en mí, yo creeré en ustedes”.

Hoy vemos el mundo violento en el que vivimos, con la cultura de libertinaje y muerte que se predica cada vez más perversa y “normal”, y al mismo tiempo, un mundo con menos tiempo para Dios, más preocupado por lo material que por lo espiritual, que no hay pretexto para decir que no estábamos advertidos.

Entendamos antes de que sea muy tarde, que no hay otro camino, es Dios o nada, y la única manera de regresar a Dios es a través de la oración, por eso nuestra Madre nos insiste “recen, recen mucho”. Empecemos con 1 Padre Nuestro y 1 Ave María al día que pronto se convertirán en un rosario completo. Hay 7 días en una semana que equivalen a 168 horas, el Señor nos pide 1 día, el domingo vive la oración por excelencia la Santa Misa, que te cuesta darle a Dios 1 hora de toda tu semana si por Él tienes todo.

Haz la prueba, abre tu corazón y deja entrar el amor de Dios. (Jn 12, 44-55)

  1. https://www.corazones.org/maria/salette.htm
  2. https://www.quenotelacuenten.org/2014/01/17/la-revolucion-francesa-fue-realmente-un-levantamiento-popular/
  3. https://www.lourdes-france.org/es/apariciones/
  4. El mensaje de Fátima

Dios no está de moda

No es necesario recurrir a estadísticas ni estudios para darnos cuenta que, hoy en día, la mayoría de las personas ya no viven, ni creen, en Dios. El mundo gira a la velocidad de la luz, del internet, de la inmediatez, ¿quién conoce ya el silencio en este mundo? Y es que la tecnología nos ha hecho cada vez más exigentes y más egoístas, todo lo queremos conseguir rápido y sin esfuerzo.
Sin darnos cuenta hemos sido presas de la propaganda del super-yo, donde “yo” soy el dueño del mundo, “yo” todo lo conozco porque tengo todas las respuestas al alcance de dos clics de mi mano; “yo” estoy en lo correcto, y creemos que somos expertos en todo y ¡ay de aquel que piense diferente de mi!, “yo” estoy por encima y antes de los demás, “yo” todo lo puedo… ¿dónde quedó Dios?

Todo ésto combinado con desinformación, ataques dirigidos y nuestra falta de interés nos ha llevado al ateísmo donde hoy está parado el mundo. Pero ¿por qué? ¿Es acaso que vemos lejano nuestro encuentro con Dios? Ilusamente creemos que todavía tenemos otros 20, 50 u 80 años para preocuparnos por lo que venga en la siguiente vida y “cuando sea viejo me preocupo”, o peor aún, nos hacemos los ciegos y sordos ante las pruebas y preferimos creer que no habrá un juicio final, que eso del cielo y del infierno es solo un cuento, que no seremos juzgados por nuestros actos, o tenemos la actitud del cristiano tibio que cree que Dios es bueno y nadie se va a condenar.

Permíteme decirte si leíste hasta acá…¡Ten cuidado!¡Despierta y vuelve a la realidad! Existe el Cielo y el infierno. No vaya a ser que llegue tu hora, estés frente a Dios y te atrevas a decirle “no sabía”, las pruebas están al alcance de todos, solo hace falta que las quieras ver, que estés 5 minutos en silencio y se lo pidas a Dios con humildad. Tanto amó Dios al mundo que le entregó a su Hijo unigénito (cf. Jn 3:16), aún así los judíos teniendo las pruebas frente a ellos, viendo las obras y milagros de Jesús con sus propios ojos, decidieron no creer y lo condenaron. Dos mil años después, ¿qué se podría esperar de la necedad del hombre? Teniendo tantas pruebas y con la facilidad de encontrar información hoy día, el mundo debería ser otro, pero no lo es, y dejémonos de rodeos y digamos las cosas como son. El mundo siempre ha estado dividido por un ente que odia al ser humano y toda la creación de Dios, el príncipe de este mundo como dice el evangelio, el demonio, Satanás. Es real, existe y está presente en el mundo, aunque Hollywood quiera hacerte creer que es algo ficticio y que solo pasa en las películas, esa es una de sus trampas, hacerte creer que no existe. No lo crees aún, busca en youtube Padre Fortea o Padre Amorth y escúchalo de los especialistas.

Ahora bien, si se lo permites Dios te abrirá el entendimiento y cuando te des cuenta que en verdad existe, no seas tibio, búscalo con todo tu corazón y con todas tus fuerzas, porque Dios aborrece a los tibios (cf. Ap 3: 15-16), no vayas a pensar que simplemente por creer te vas a salvar, o que basta con ir a misa y ya está. Dios es infinito amor e infinita misericordia, por supuesto que sí, pero no podemos corresponderle diciendo con nuestros actos lo contrario: “no te quiero escuchar”, “de lo que dice el evangelio, solo me quedo con esto que me conviene”, “Dios ahorita no tengo tiempo para ti”. Tenemos que alinear nuestra vida, nuestras acciones y decisiones con miras hacia Dios, tengamos cuidado de no ser tibios.

Empezando por mí, que durante muchos años le di la espalda a Dios, pensaba que la religión era algo para viejitos, inclusive me parecía aburrida y monótona, un tema “controversial”, y por otro lado, el mundo me ofrecía placeres, yo pasaba por un “momento difícil” y el demonio se aprovechó de eso, mi adolescencia en fiestas con alcohol en exceso, antros y bares donde se cosifica a las mujeres por su forma de vestir, diversión sin preocuparme por las consecuencias, en fin, todo lo que es “normal” en estos días, lo que se pueda hacer para disfrutar pues solo hay una vida. Después, comencé a trabajar y el mundo me empezó a ofrecer dinero y poder y por supuesto caí en el consumismo y materialismo y no se diga en soberbia, orgullo y desprecio contra mis familiares y amigos, desobediencias y pleitos con mis papás ¡ah! pero eso sí, yo iba a misa todos los domingos y me sentía tranquilo.

¡Gracias Dios por quitarme la venda de los ojos! Hoy miro hacia atrás y me arrepiento de mis acciones y de mi ceguera, de haber apartado a Dios de mi vida, porque lo tenía enfrente y no lo quería ver, me llamaba y neciamente me tapaba los oídos para no escucharlo. Es por eso que he escrito todo ésto, porque quiero que otros conozcan a Dios, quiero poder llevar y poder proclamar la alegría de tener a Jesús en mi vida, de conocer cual es el camino que me espera, porque aquí solo estamos de paso tal vez 20, 50 o 100 años pero después estaremos toda la eternidad en un solo lugar. Son pocas las personas que conozco que realmente se ponen a pensar que un día estaremos frente a Dios y seremos juzgados por lo que hagamos y por lo que no hagamos y por la justicia divina seremos salvados o condenados, ¿dónde quieres pasar la eternidad? no 100 años, no 1000 años, no 14mil millones de años como la edad del universo… la eternidad, el lugar sin fin. Si la gente realmente se preocupara por entender ésto, el mundo sería un lugar diferente.

No todo son malas noticias, no caigas en el error de pensar que Dios no va a perdonar las cosas que hayas hecho. Vuelvo a decirlo, Dios es el Amor y la Misericordia mismos, lo único que quiere es que te arrepientas de corazón, Dios perdona todo si el arrepentimiento es verdadero, y eso implica que hagas un cambio en tu vida y regreses al camino de la Verdad, al camino de Jesús.

Seguramente habrá caídas, habrá sufrimientos, inclusive podemos perderlo todo, porque estrecha es la entrada y angosto el camino que lleva a la Vida (cf. Mt 7: 14), pero ¿ para qué querer este mundo si puedo perder el alma? (cf. Mt 16: 26), no tengamos miedo de un poco de sufrimiento, porque la vida es muy corta y solo de la mano de Jesús y de María podremos disfrutar de la vida eterna.

31 de Julio de 2020

La crisis del siglo XXI (2) – Ideología de Género

Esta es la segunda parte de una serie de reflexiones que hago sobre los diversos ataques que vivimos en nuestros días y que están poniendo al mundo sobre una verdadera crisis. La primera parte la puedes encontrar aquí.

Comencemos por el principio.

¿Qué es la ideología de género?

Es importante aclarar que la ideología de género es eso, una ideología, un conjunto de ideas que proponen crear una realidad distinta a la verdadera. Ésta postula que el sexo biológico no tiene ninguna función relevante ni determinante en la configuración de la persona y su modo de ser, sino que es la cultura, el entorno y la tradición lo que ha ido condicionando con el paso de los siglos el que hombres y mujeres se comporten de un modo y ocupen ciertas funciones o lugares dentro de la sociedad1. En otras palabras el hombre es hombre y la mujer es mujer por tradición, por lo que la sociedad ha hecho y lo que la biología (el sexo biológico) arroja es un simple dato, algo meramente relativo que no determina a la persona (así de absurdo).

La propaganda que sostiene es que cada persona debería elegir “libremente” el género al que le gusta pertenecer y erradicar las supuestas construcciones sociales que se han creado respecto al hombre y mujer, dentro de los roles o géneros que promueven están: homosexuales, bisexuales, hombres que se sienten mujeres, mujeres que se sienten hombres, personas que se sienten animales, personas asexuadas, es decir, que no se sienten ni hombre ni mujer, y más (cada cierto tiempo van a agregando más letras a sus siglas).

Cabe destacar que no solo promueven una errada concepción de la persona humana reduciéndola a materia, sino que de la mano se esconden otros fines, por ejemplo, la promoción del aborto y el ataque directo a la Iglesia católica. Todo ésto tratando de imponerlo en todos los órganos y niveles del Estado propios del país, desde la educación hasta las constituciones y leyes locales.

Por cierto, cualquier persona que piense diferente es tachado de homofóbico ultra-conservador, entonces ¿dónde quedó su respeto e inclusión? Claro, si escarbamos un poco, descubrimos que no se trata de inclusión, se trata de un absolutismo impuesto donde no se puede tratar este tema porque se ataca de homofobia, la excusa perfecta, ¿quiénes son los intolerantes realmente?

¿Qué tiene que ver el comunismo con este tema?

Mencionado en la entrada anterior, el inicio de la revolución sexual (de bases comunistas) comenzó a finales de la década de los sesentas y, uno de los puntos dentro de la agenda era promover la homosexualidad, es así que nacen las primeras marchas contra “la discriminación” hacia los homosexuales, marchas que hoy en día son un paso más dentro de la dialéctica comunista, método marxista en todo su esplendor, que dice que para que el mundo pueda avanzar se tienen que crear choques de clases o revoluciones.

Como puede ser que hoy en día haya banderas comunistas o banderas gay con la cara del Che Guevara en las marchas homosexuales si la revolución comunista rusa estaba totalmente en contra de la homosexualidad, el Che Guevara mandó crear campos de concentración para homosexuales y Fidel Castro los metía a la cárcel2, la respuesta es simple y lo repito, esta es la siguiente revolución comunista y cuando acabe ésta vendrá otro tipo de revolución, el objetivo es claro. Por eso no es de sorprender que quieran infiltrar e imponer sus ideales hasta en lo más íntimo de la sociedad, formar parte en los altos mandos de los gobiernos y así controlar la legislación de las leyes; y no es por los derechos, porque como personas tienen los mismos derechos que tenemos todos, entonces ¿cuál es el objetivo de reformar las leyes (cuál es la agenda, la meta final del lobby gay)? La respuesta es muy sencilla… atacar y desintegrar el núcleo de la sociedad, la familia.

Lo peligroso de esto es que ya están infiltrados y ya están imponiendo sus ideas, la sociedad ha sido permisiva y no se ha dado cuenta de las intenciones ocultas de este movimiento, por poner un par de ejemplos: En Canadá, un hombre de 50 años un día decidió que se sentía mujer y quería cambiarse el sexo y no solo eso, se sentía niña de 6 años, la historia no acaba aquí, logró que el gobierno lo reconociera como niña de 6 años y que una familia lo adoptara (no sé quien está más enfermo si el hombre o la familia)3. En Holanda, en 2006 se creó un partido político pro-pedofilia, así de terrible y diabólico como suena, para poder legislar y votar por las leyes, el partido se llama “El Partido del Amor Fraternal, la Libertad y la Diversidad” y no solo eso pretende rebajar la edad de consentimiento sexual a los 12 años, legalizar la posesión de pornografía infantil y la zoofilia4; “Love is Love” se lee en pancartas de marchas gay para justificar sus actos y ya estamos viendo las consecuencias.

Por otro lado, hay que cuestionar cuál es el objetivo de las marchas de esta ideología, ¿mostrar con “orgullo” la intolerancia? ¿imponer el aborto? ¿atacar iglesias, manifestarse contra la religión? “Casualmente” atacan, pintarrajean iglesias pero no se ha visto que ataquen mezquitas o sinagogas, ¿por qué atacar únicamente iglesias católicas? (la respuesta es clara, es la lucha del bien contra el mal, un ataque del maligno a la religión verdadera). Siguiendo la misma línea intolerante que tacha a quien esté en desacuerdo como homofóbico, bien se les podría tachar a todos los seguidores de esta ideología como cristiano-fóbicos. En los últimos 10 años en el mundo murieron alrededor de 6,000 personas por homofobia (contando los 9 países donde aún se castiga con pena de muerte), en el mismo periodo, fueron asesinados más de 1.1 millones de cristianos a causa de la persecución religiosa, es decir, cada 5 minutos un cristiano muere por el delito de profesar su fe5,6,7, y no malinterpreten, todas las vidas importan y deberían ser respetadas por el simple hecho de ser seres humanos, pero yo no veo a los gobiernos promoviendo leyes o creando campañas y asociaciones en contra de la persecución religiosa o protegiendo la libertad de culto.

¿Dónde quedó la inclusión? En la actualidad es más probable que muera un cristiano que un homosexual. Cada 5 minutos muere un cristiano por profesar su fe.

¿Porque la homosexualidad no es natural?

El ser humano fue creado hombre y mujer, con sus diferencias y reciprocidades naturales, la diferencia sexual entre hombres y mujeres está probado por las ciencias, como la genética, la endocrinología, la neurología, la filosofía, la antropología, etc. Desde un punto de vista genético, las células del hombre (que contienen los cromosomas XY) son diferentes a las de las mujeres (cuyo equivalente es XX) desde el momento mismo de la concepción. Algunas personas dirán “y el hermafroditismo”, bien, en el caso de la indeterminación sexual, es la medicina la que interviene para una terapia. En estas situaciones específicas, no son los padres ni mucho menos la sociedad quienes pueden hacer una elección arbitraria, sino que es la ciencia médica la que interviene con fines terapéuticos, operando de la manera menos invasiva para explicar objetivamente la identidad constitutiva de la persona.8

En 2008, la Asociación Americana de Psicología dijo que aunque ha habido muchas investigaciones sobre las posibles causas genéticas, biológicas u hormonales de la orientación sexual, no ha habido descubrimientos que les permitan a los científicos llegar a la conclusión de que la orientación sexual esté determinada por uno o varios factores particulares. La ciencia dice que la gente no nace homosexual9. Cuando existe una anomalía dentro de un órgano, tejido o a nivel celular, a nivel físico o psicológico, la ciencia la determina como patología, la homosexualidad y transexualismo así estaban catalogados hasta el 2013 en el DSM-IV (Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales) cuando por votación (por presión se volvió políticamente incorrecto usar ese término, ya sabemos por presión de que grupo) se cambió el nombre a disforia de género con la publicación del nuevo manual (DSM-V). Cabe destacar que la misma Asociación Americana de Psiquiatría (APA) señala que dentro son cambios en terminología pero presenta los mismos significados.10

La relación homosexual es antinatural por que para preservar la vida se depende de hombre y mujer. Ir contra lo natural tiene sus consecuencias ahí están los diferentes virus y enfermedades que han sido creados por ir contra lo natural.

Hay quienes tratan de justificar sus actos argumentando que la homosexualidad ha existido siempre, puede ser que sea cierto, como la prostitución, el incesto, la fornicación, la pedofilia y otro tipo de desórdenes que no por existir se tienen que permitir o aceptar como normalidad. Inclusive es común escuchar el argumento que “los animales también lo hacen”, me parece triste que se quieren comparar con una bestia, hay una diferencia muy importante que separa al hombre del resto de los animales y es la razón. Los animales no crean obras de arte, ni escriben poesía, el simple hecho de que las personas se comparen con animales es un claro indicio de un desorden mental. Por último, en los animales también hay incesto, abandono de crias, matanza de los más débiles, hasta donde se quiere normar la conducta en base a estos argumentos de que los animales también lo hacen.

¿Qué enseña la Iglesia sobre los homosexuales?

La Iglesia no tiene aversión hacia ningún ser humano (contrario a lo que los medios quieren hacer creer) y quiere que todas las personas se salven. Jesús vino al mundo a salvarnos y pagó con su Santa Pasión por todos nuestros pecados (todos los actos que nos alejan de la verdad), lo único que nos pide es que lo escuchemos y elijamos libremente seguir sus mandamientos (cf. Lc 11, 28; Sant 1, 22-25; Flp 4, 8-9). La Iglesia no condena a nadie, somos nosotros los que elegimos libremente actuar de cierta manera y alejarnos de la Verdad. Sobre la lujuria nos dice que es un deseo o un goce desordenados de la carne, el placer sexual es moralmente desordenado cuando es buscado por sí mismo, separado de las finalidades de procreación y de unión11 y engloba todos los desórdenes sexuales como: la masturbación, pornografía, fornicación, prostitución, violación; mensaje dirigido no solo hacia los homosexuales sino hacia todas las personas.

Específicamente sobre la homosexualidad, la Iglesia acepta que son un número considerable de personas que deben ser acogidas con respeto, compasión y delicadeza. Y ellos son bienvenidos a participar y ser miembros de la Iglesia, se evitará respecto a ellos todo tipo de discriminación injusta (¡ojo! no es aceptar sus actos, sino respetarlos como personas) sus actos son los no pueden recibir aprobación en ningún caso, porque son contrarios a la ley natural, cierran el acto sexual al don de la vida y no proceden de una verdadera complementariedad afectiva y sexual. Estas personas están llamadas a realizar la voluntad de Dios en su vida, y, si son cristianas, a unir al sacrificio de la cruz del Señor las dificultades que pueden encontrar a causa de su condición.12

Las personas homosexuales están llamadas a la castidad. Mediante virtudes de dominio de sí mismo que eduquen la libertad interior, y a veces mediante el apoyo de una amistad desinteresada, de la oración y la gracia sacramental, pueden y deben acercarse gradual y resueltamente a la perfección cristiana.

Catecismo De la Iglesia Católica (2359)

¿Qué acción podemos tomar como católicos?

Primero rezar, en las apariciones de Fátima donde ser advirtió sobre el comunismo, la Virgen dijo a los pastorcillos que el mundo necesitaba rezar el rosario, no nos cansemos de rezar y pedir por el mundo, entendamos que sin la ayuda de Dios y la intercesión de su Madre nosotros no podremos cambiar la necedad del mundo. Segundo, no seamos indiferentes ante estos actos, no digamos “que hagan lo que quieran mientras no se metan conmigo”, dejar en claro que estamos en contra de esta ideología, no tengamos miedo de hacer frente. Por último recordar lo corta que es la vida, porque llegará el día en que hemos de comparecer ante el tribunal de Dios y seremos juzgados por lo que hicimos o dejamos de hacer.

5 de Julio de 2020

  1. Entrevista al Profesor Álvaro Ferrer sobre la ideología de género, Universidad Católica de Chile, 2009
  2. Diario ABC, El verdadero Che Guevara, junio 2019
  3. Excelsior, Hombre de familia deja todo para convertirse en una niña, diciembre 2015
  4. El País, Holanda legaliza un partido que defiende la pederastia, julio 2006
  5. Hispanidad, Cada cinco minutos muere un cristiano por profesar su fe, julio 2012
  6. Diario ABC, Más de 4000 perdieron la vida en 2018 por profesar su fe, febrero 2019
  7. Aciprensa, Cada 5 minutos muere un cristiano a causa de su fe, septiembre 2015
  8. Congregación para la educación católica, Varón y Mujer los creo, 2019
  9. El Pais, La ciencia dice que la gente no nace gay, diciembre 2011
  10. Asociación American de Psiquiatría, Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders(DSM–5), mayo 2013
  11. Catecismo De la Iglesia Católica, puntos 2351 – 2356
  12. Catecismo De la Iglesia Católica, puntos 2357 – 2359

Día del Padre

“Educa al muchacho al comienzo de su camino, que luego, de viejo, no se aleja de él” Proverbios 22, 6.

Hoy se celebra el día del padre en vario lugares del mundo, y para mí es especial porque es el primer año que lo festejo como papá. Cuánta razón tenía mi padre que me decía “cuando tengas tus hijos vas a entender el amor que te tengo”. Es tan cierto, yo no conocía lo que era el amor, hasta que lo tuve en mis brazos.

Ahora entiendo muchas cosas de mi niñez: los desvelos, los reproches, las llamadas de atención, las lágrimas, los abrazos, los juegos, las sonrisas, los logros, todo lo que nuestros padres nos han dado es por amor puro y sincero, y ahora entiendo de mejor manera este versículo de la Biblia: ” Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo único, para que todo el que crea en él no perezca, sino que tenga vida eterna” ( Juan 3, 16).

Por eso el cuarto mandamiento es Honrarás a tu padre y a tu madre, no es casualidad que esté antes de no matar o no robar, porque cualquier falta como hijos hacia ellos, es una falta más grave que matar a alguien, a pesar de cualquier situación que no estemos de acuerdo con ellos, a pesar de cualquier falla que puedan tener, pues son humanos y por supuesto que tendrán fallas, pues nadie está libre de pecado y nadie les enseñó a ser padres, pero ellos siempre nos darán todo su amor, nos darán todo lo que esté a su alcance e inclusive más, por eso les debemos todo el amor y todo el respeto a nuestros padres.

Agradezco a Dios la bendición que me dio de ser padre, la gracia de poder tener a mi papá y pedirle perdón por todas las veces que no supe ser agradecido ni valorar todo el amor que me tiene y la dicha de poder decirle Te amo papá.

21 de Junio de 2020

La religión post-Covid-19

Por fin se escuchó la llamada de las catedrales y parroquias, de nuevo sonaron las campanas de las iglesias, los fieles podían regresar a participar de los sagrados misterios tras varias semanas de confinamiento por la pandemia.

Creo que para todas las personas, esta pandemia ha dejado una huella muy marcada, muchos han perdido su empleo, los negocios están en una situación crítica, en fin, la economía de prácticamente todos los países del mundo se encuentra en crisis y nadie lo puede negar. En general el mandato de permanecer en casa ha durado 2 o 3 meses, pero los gobiernos han ido poco a poco levantando el confinamiento con el fin de reactivar la economía. Esto no quiere decir que la pandemia ha terminado, cuidado de pensar eso, el número de contagios y muertes continúa día con día, tal vez no exponencialmente pero continúa.

Poco a poco han ido permitiendo a las personas (por lo menos en Europa) regresar a los lugares públicos, poder salir a caminar, abrir tiendas y comercios, inclusive ir a restaurantes y museos, y de los últimos lugares (lo cual me parece muy curioso) que permitieron abrir de nuevo fueron las iglesias, y claro obedeciendo las medidas del gobierno1: el uso obligatorio de cubrebocas, mantener una distancia de seguridad de 1.5 a 2 metros entre personas, evitar aglomeraciones, evitar saludar de mano, entre otras. Por supuesto que estas medidas se han aplicado a todos los lugares públicos, entre ellos los templos y las iglesias.

Por fin podía regresar a la iglesia a participar de la misa del domingo, por lo que busqué en internet los horarios de las misas y, ¡oh sorpresa!, me encuentro que, si quería asistir, ¡tenía que hacer reservación! Como si fuera un restaurante o una oficina del gobierno, tenía que reservar con nombre y cantidad de acompañantes para poder asistir a la casa de Dios, no lo puedo creer.

Me parece un tanto exageradas las medidas que se han tomado en la Iglesia, quiero recalcar que es una opinión personal, pero me parece que se esconden otros intereses dentro de las medidas obligadas sugeridas a las diócesis, ya ni si quiera permiten llevar a cabo la misa como Dios manda. Me refiero a recibir la Eucaristía en la boca. Con el supuesto pretexto de higiene, en muchos lugares y en algunos casos países enteros, es mandado que la Comunión se haga en la mano de los fieles. Nos hace falta un poco de fe y razón para recordar que es el mismísimo Cristo presente en la Eucaristía.

Si una mujer fue sanada de toda enfermedad con solo tocar la ropa de Jesús (Mc 5, 21 – 34), que no hará por nosotros que lo recibimos a Él en la Eucaristía

Hay algunas personas que piensan que la comunión en la mano es algo antiguo y por eso promueven esta práctica por lo que tomo un fragmento del libro “Cristo venció sobre los tiempos oscuros” que dice: “La Sagrada Eucaristía era recibida en la palma de la mano derecha y a los fieles les estaba prohibido tocar la Sagrada Forma con sus dedos, sino que tenían que inclinar su cabeza a la palma de la mano y tomar el Sacramento directamente con sus bocas, por tanto, en una posición de una profunda inclinación y no permaneciendo erguido de pie. Hoy la práctica común es recibir la Eucaristía permaneciendo de pie y tomándola con la mano izquierda. Esto es algo que, simbólicamente, los Padres de la Iglesia encontrarían horroroso. ¿Cómo puede el Santo de los Santos ser tomado con la mano izquierda? Entonces, hoy los fieles toman y tocan la Hostia directamente con los dedos y luego la ponen en la boca. Este gesto nunca se había conocido en toda la historia de la Iglesia Católica, sino que fue inventado por Calvino, ni siquiera por Martin Lutero. Los calvinistas y otras iglesias protestantes libres, que no creen en absoluto en la Presencia Real de Cristo en la Eucaristía, inventaron un rito el cual anula la mayoría de los gestos de sacralidad y de adoración externa, esto es, recibiendo la “comunión” estando de pie y tocando el pan “hostia” con sus dedos y poniéndola en sus bocas tal como la gente trata el pan ordinario. (…) Para ellos, este es simplemente un símbolo, por lo que su comportamiento exterior hacia la comunión era similar a los comportamientos que se tienen hacia los símbolos. Durante el Concilio Vaticano Segundo, los modernistas católicos, especialmente en los Países Bajos, tomaron este rito de comunión calvinista y erróneamente lo atribuyeron a la Iglesia Primitiva, con el propósito de difundirlo más fácilmente a través de la Iglesia. Nosotros tenemos que desmantelar este mito y esta insidiosa táctica que comenzó en la Iglesia Católica hace más de cincuenta años y que, como una avalancha, ahora ha arrollado a casi la mayoría de las iglesias católicas en el mundo entero, con excepción de algunos países católicos de Europa del Este y en unos pocos lugares de Asia y África.”2

No pretendo causar confusión, solo expresar mi opinión al respecto y, con toda humildad, fomentar la devoción y respeto debidos a la Sagrada Eucaristía.

Este modo de distribuir la Santa Comunión (en la boca), considerado en su conjunto el estado actual de la Iglesia, debe ser conservado no solamente porque se apoya en un uso tradicional de muchos siglos, sino, principalmente, porque significa la reverencia de los fieles cristianos hacia la Eucaristía. Este uso no quita nada a la dignidad personal de los que se acercan a tan gran sacramento, y es parte de aquella preparación que se requiere para recibir el Cuerpo del Señor del modo más fructuoso… Con esta manera tradicional, se asegura más eficazmente que la Sagrada Comunión sea distribuida con la reverencia, el decoro y la dignidad que le son debidas.3

Instrucción Memoriale Domini, de la Sagrada Congregación para el Culto Divino

Solo nos queda obedecer y rezar por el fin de esta pandemia para que pronto se levanten estas medidas restrictivas y poder así recibir al Señor de la manera tradicional con el decoro, reverencia y dignidad que le son debidas.

18 de Junio de 2020

  1. RTL, Arzobispo de Luxemburgo denuncia al gobierno sobre restricciones de la Misa, 17 de mayo de 2020
  2. Atanasio Cardenal Schneider, Christus Vincit: Christ’s Triumph Over the Darkness of the Age, septiembre 2019
  3. Instrucción Memoriale Domini, de la Sagrada Congregación para el Culto Divino, 1969

La crisis del siglo XXI

Entrando en la segunda década de este siglo, se percibe un panorama desalentador en el mundo: guerras, adicciones, todo tipo de violencia, crisis económica, pandemia y sobre todo una clara crisis de fe. En la entrada anterior hablaba sobre los ataques directos del comunismo y como, desde hace más de 150 años, se ha ido infiltrando en nuestra sociedad. En las siguientes entradas quisiera profundizar y reflexionar sobre ciertos ataques específicos que estamos viviendo en nuestros días, espero pronto podamos abrir los ojos y entender la urgencia de regresar los valores cristianos a la sociedad.

El falso concepto de libertad

Quiero comenzar aclarando un concepto que está muy deformado hoy en día, “libertad”. Vivimos en la época del “Yo”, donde se predica el egoísmo puro, pues se manipula el “somos libres” de escoger lo que queramos, de hacer lo que se nos plazca, de elegir que hacer con nuestro cuerpo, en fin, “yo tengo la libertad de hacer lo que quiera” y cientos de frases parecidas a ésta que deforman la idea de Libertad.

La libertad es un regalo que Dios dio al hombre, para que junto con la razón y la voluntad, haga uso correcto de sus decisiones, es decir, el hombre tiene la libertad de actuar (o de no actuar) según elija, de elegir entre el bien y el mal. En la medida que el hombre elige hacer el bien se va haciendo más libre, la libertad hace al hombre responsable de sus actos, por lo que la acción de elegir el mal, de hacer lo que queramos sin importar las consecuencias, sin importar si se afecta a alguien, sin importar si la acción u omisión va en contra de los mandamientos de Dios, es un abuso de la libertad que conduce a la esclavitud del pecado.1 Jesús nos lo dejó claro: “Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres” (cf. Jn 8, 32). ¿Y cómo conocer cuál, o quién, es la verdad? Jesús también nos enseña, “Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida” (cf. Jn 14, 6).

He aquí la importancia de ir creciendo en virtud, de tener control sobre las pasiones y deseos que llegan al hombre, porque Dios dotó al hombre de razón para que hiciera un buen uso de su libertad y la libertad alcanza su perfección cuando está ordenada a Dios.

Los ataques del comunismo a la libertad

Me atrevería a decir que el ataque más visible que existe hoy en día es a través de la lujuria y, por supuesto, me refiero a las oleadas masivas de supuesta “libertad” sexual que comenzaron desde la segunda mitad del siglo pasado y que han ido creciendo hasta nuestros días.

Si revisamos los libros de historia, uno de las razones por las que se destaca a la década de los sesentas es la revolución sexual. Aunque las tendencias sociales para liberar el sexo existían ya desde principios del siglo XX, sólo hasta los sesentas, tras el descubrimiento de las pastillas anticonceptivas, se observaron los efectos sexuales de este profundo cambio de costumbres en la sociedad. Los efectos de este radical cambio se han manifestado en todos los aspectos de la vida colectiva: relaciones sexuales precoces en menores de edad, penetración de la sexualidad en las escuelas (inclusive a nivel primaria niños menores escuchando sobre estos temas), nupcialidad más tardía, disminución de la natalidad, envejecimiento consiguiente de las poblaciones, desprecio por la tercera edad, culto casi idolátrico por la pornografía, creación del movimiento feminista (aunque tenga raíces diferentes, se ha visto impulsado por la revolución sexual), invención de nuevos géneros humanos, cosificación de la mujer, promoción del aborto, fragilidad de la familia con aumento de separaciones y de divorcios; en fin, efectos que han invadido todas las clases sociales, todos los ámbitos y a través de todos los medios posibles.2

Imposición en todos los medios

Al día de hoy, muchas personas continúan apoyando esta revolución de los sesentas hablando de “libertad”, sin darse cuenta que en realidad ha traído consigo una completa e impuesta esclavitud. La industrialización del sexo ha llegado a tal grado que, es casi imposible poder encontrar alguna película sin escenas de sexo, justificando que es arte; ya ni siquiera se preocupan por tratar de ocultar en canciones o en anuncios, ya se ve publicidad con contenido sexual en carteles y espectaculares, letras de las canciones de moda hablan sobre sexo; videos musicales denigran y cosifican a la mujer; en películas infantiles, se empieza a incluir contenido homosexual. Es perverso, inclusive maquiavélico, el adiestramiento al que nos quieren someter.

Nota: Estimadas feministas, es contradictorio que pidan defender a la mujer: mientras sigan escuchando y bailando reggaeton, mientras continúen exhibiendo fotos en redes sociales, mientras sigan consumiendo todo este tipo de contenido, mientras defiendan el aborto cuando prácticamente la mitad de esos bebés son mujeres; pregonando “libertad”.

No somos del mundo

Como mencioné al principio, con esta entrada comienzo una serie de reflexiones sobre los ataques que la sociedad está sufriendo. Ya basta de nuestra actitud tibia ante estos hechos, no podemos dejarnos influenciar por las nuevas ideologías, por miedo al que dirán, por tratar de ser “moderno” o “progresista”. Si el mundo se mueve hacia una dirección atea, entonces no seamos del mundo, elijamos sin dudar el camino de la verdad, el que lleva a Dios.
Termino recordándoles las palabras que San Pablo dirigió a los romanos:

“No tomen como modelo a este mundo. Por el contrario, transfórmense interiormente renovando su mentalidad, a fin de que puedan discernir cuál es la voluntad de Dios: lo que es bueno, lo que le agrada, lo perfecto.”

Carta a los Romanos 12, 2

Ultima actualización: 29 de Mayo de 2020

  1. Catecismo De la Iglesia Católica, puntos 1730 – 1736
  2. Diario el País, Los efectos de la revolución sexual, España, 22 de Octubre de 1982

Creo en Dios por lo tanto en la Iglesia

Me da tristeza escuchar esta frase”creo en Dios pero no en la Iglesia” y más viniendo de personas “católicas”; lo pongo entre comillas porque, lo más probable es que solo sean bautizados y nada más, no profundizan en su religión ni en su fe, son pseudo católicos. Desde mi punto de vista, existen tres factores que influyen a que cada vez más personas se alejen de la Iglesia, de los templos y de la oración: el primero, es el constante ataque a la Iglesia y a quienes la conforman, acompañado escándalos de algunos sacerdotes; el segundo, es la ola masiva de desinformación y confusión que se da a través de los diferentes medios de comunicación; el tercero, y el que creo más importante, es el ejemplo que cada uno de nosotros da, cada día, en nuestras acciones, hacia los que nos rodean, con nuestro egoísmo y falta de amor hacia los demás. Estos tres puntos no son los únicos por supuesto, pero son los que considero importantes y quisiera desarrollar.

Los escándalos en la Iglesia católica

Hay que saber que los escándalos en la Iglesia han existido desde su fundación, Pedro negó a Jesús tres veces y fue el primer Papa, imagínense el escándalo en aquella época; por supuesto que se arrepintió (está en las Escrituras), Dios lo sabía, por algo lo escogió a él para fundar su Iglesia, pero los escándalos siempre han existido.

Por otro lado, los ataques a la Iglesia también han existido desde siempre y continuarán, porque hay que tener claro que existe una batalla constante, dentro y fuera de la Iglesia, entre el bien y el mal. El mismo Jesús fue tentado por el demonio (Lc 4, 1-13), ¿cómo podemos pensar que no lo va a hacer con los obispos y sacerdotes, con las personas que tratan de acercarse a Dios, con todos y cada uno de nosotros? El demonio existe y va atacar a la Iglesia de Dios y a todos sus miembros, desde el Papa hasta el sacerdote del pueblo más alejado del mundo. No por formar parte del Clero se deja de ser persona, y todas las personas somos pecadoras, está en nuestra naturaleza (Ro 8, 3-8). Entonces la culpa de una persona pecadora, o el escándalo de un sacerdote, no sea el pretexto para alejarte de la Iglesia de Dios.

Atención: no estoy diciendo que no te alejes de alguna parroquia o algún templo donde el sacerdote está actuando mal o está predicando algo contrario a la palabra de Dios, lo que quiero decir es, que por cada sacerdote “malo”, hay 10, 20 o más sacerdotes que buscan la santidad, que predican con el ejemplo, y que llevan a Dios presente en todas sus acciones. Sólo es cuestión de salir de nuestra zona de confort y buscarlo, pero no te alejes de la casa de Dios. Atención otra vez, no estoy diciendo qué cambiemos de parroquia o busquemos a un sacerdote que esté de acuerdo con nuestra forma de pensar y que vaya en contra de lo que enseña la Iglesia y los mandamientos de Dios. Por ejemplo, que diga que una persona divorciada que se volvió a casar puede recibir la Eucaristía, o que está a favor del aborto, o que promulga que las mujeres se ordenen sacerdotes. Nuestro objetivo tiene que ser buscar a Dios y acercarnos a su palabra.

La ola masiva de ataques e información falsa

Con la llegada del internet a finales del siglo pasado, y la rápida evolución y expansión de las redes sociales en los últimos 10 años, el consumo de la información está al alcance de un “click”. Una búsqueda en Google se realiza en menos de 10 segundos y un suceso que está pasando en China puede llegar a México en minutos, incluso en directo. El peligro de esto es que cualquier persona puede tener acceso a cualquier tipo de información en cuestión de segundos, incluso si la información es falsa. Hay estimaciones que dicen que, en dos años, en internet habrá más información falsa que veraz1. Por un lado es nuestra culpa por querer alimentar nuestro morbo y no buscar o prestar atención a las fuentes de la información que consumimos y por otro lado, es un ataque dirigido, existen personas que se dedican a crear información falsa como negocio.2,3

Hablando sobre temas de religión y en especial de la católica, hay una cantidad incontable de información falsa o incompleta; desde los evangelios apócrifos, pasando por las mentiras contadas acerca de la Inquisición o las cruzadas, hasta llegar a nuestros días donde se escuchan una y otra vez noticias falsas sobre milagros y apariciones o incluso acusaciones sobre el Papa Francisco, y no quiero nombrar ejemplos porque no es mi intención hacer más propaganda sobre este tipo de falsedades.

Aquí hay dos puntos importantes en los que quisiera reflexionar: el primero, ¿cuál es la raíz de este odio hacia la iglesia? ¿Quién o qué está detrás de este tipo de acciones que intentan dividir? Y el segundo, ¿qué papel tiene la Iglesia sobre este tipo de temas?

El origen de los ataques hacia la Iglesia

Si analizamos detenidamente los ataques y las calumnias dirigidas hacia la Iglesia, nos daremos cuenta que no es una casualidad, no es algo esporádico o pasajero, lo que sí es que esta serie de amenazas ha sido cada vez más fuerte y violenta a través de los siglos. Ya en el año 1846 el Papa Pio IX habló sobre este tema en la encíclica QUI PLURIBUS, su sucesor el Papa León XIII también dirigió un mensaje sobre los peligros de esta ideología en la encíclica QUOD APOSTOLICI MUNERIS del año 1878, y más tarde advirtió el Papa Pio XI y cito, “este peligro tan amenazador, como habréis comprendido, venerables hermanos, es el comunismo bolchevique y ateo, que pretende derrumbar radicalmente el orden social y socavar los fundamentos mismos de la civilización cristiana”.4
¡Qué necedad del hombre que no sabe (o no quiere) escuchar! Mencioné a tres Papas que advirtieron claramente sobre el comunismo y su ideología. Hace casi 200 años del mensaje del Papa Pio IX que la sociedad ignoró y hoy estamos sufriendo las consecuencias.

“Frente a esta amenaza, la Iglesia católica no podía callar, y no calló. No calló esta Sede Apostólica, que sabe que es misión propia suya la defensa de la verdad, de la justicia y de todos aquellos bienes eternos que el comunismo rechaza y combate.”

CARTA ENCÍCLICA DIVINI REDEMPTORIS DEL SUMO PONTÍFICE PÍO XI SOBRE EL COMUNISMO ATEO

El comunismo enseña que sólo existe una realidad, la materia, la cual, por evolución, llega a ser planta, animal u hombre. La sociedad humana, por su parte, no es más que una apariencia y forma de la materia, que por necesidad tiende hacia la síntesis final: una sociedad sin clases. En esta doctrina, como es evidente, no queda ningún lugar para la idea de Dios, no existe diferencia entre el espíritu y la materia ni entre el cuerpo y el alma: no existe una vida del alma posterior a la muerte, ni hay, por consiguiente, esperanza alguna de una vida futura. Los comunistas afirman que el conflicto que impulsa al mundo hacia su síntesis final puede ser acelerado por el hombre. Por esto, procuran destacar y agravar las diferencias existentes entre las diversas clases sociales y se esfuerzan para que la lucha de clases, con sus odios y destrucciones, adquiera el aspecto de una guerra necesaria para el progreso de la humanidad.5

El comunismo, además, despoja al hombre de su libertad, niega al individuo, para atribuirlo a la colectividad, es decir, el hombre es sólo una rueda de un engranaje total. Sobre las relaciones sociales de los hombres, afirman el principio de la absoluta igualdad, rechazando toda autoridad jerárquica establecida por Dios, incluso la de los padres. Niegan, finalmente, a los padres el derecho a la educación de los hijos, porque este derecho es considerado como un derecho exclusivo de la comunidad, y sólo en su nombre y por mandato suyo lo pueden ejercer los padres.6

Esta doctrina se está tratando de implantar en el mundo desde el siglo XIX, cualquier parecido con la realidad NO es mera coincidencia. El mundo empezó a conocer lo que es el comunismo con la URSS, Italia a mitad del siglo XX, Cuba con Castro, y en nuestros días en Corea del Norte, China y Venezuela, pero estamos muy equivocados si creemos que el comunismo es algo alejado de nosotros o localizado únicamente en ciertos lugares.

¿Cómo es posible que se siga difundiendo esta doctrina que la realidad ya ha refutado?

La explicación reside en el hecho de que son muy pocos los que han podido penetrar la verdadera naturaleza y los fines reales del comunismo. Los pregoneros del comunismo saben aprovecharse también de las rivalidades de raza, de las divisiones y oposiciones de los diversos sistemas políticos y hasta de la desorientación en el campo de la ciencia sin Dios.

Existe, además, otra causa de esta tan rápida difusión de las ideas comunistas, infiltradas secretamente en todos los países; la propaganda dirigida desde un solo centro y adaptada hábilmente a las condiciones peculiares de cada pueblo; propaganda que dispone de grandes medios económicos, de numerosas organizaciones, de congresos internacionales, de innumerables fuerzas excelentemente preparadas; propaganda que se hace a través de todos los medios de comunicación que conozcamos (periódicos, cine, teatro, radio, internet, redes sociales, escuelas y hasta en las universidades), y que penetra poco a poco en todos los medios sociales, incluso en los más sanos, sin que éstos adviertan el veneno que está intoxicando a diario las mentes y los corazones; una propaganda realmente diabólica.7

Al principio, el comunismo se manifestó tal cual era en toda su criminal perversidad; por supuesto que se dio cuenta que de esta manera alejaba de sí a los pueblos, y por esto ha cambiado de táctica y procura ahora atraerse las muchedumbres con diversos engaños, ocultando sus verdaderos intentos bajo el rótulo de ideas que son en sí mismas buenas y atrayentes.8
Por ejemplo, viendo el deseo de paz que tienen todos los hombres, los jefes del comunismo aparentan ser los más celosos defensores y propagandistas del movimiento por la paz mundial; pero, al mismo tiempo, por una parte, excitan a los pueblos a la lucha civil para suprimir las clases sociales, lucha que hace correr ríos de sangre. De la misma manera, con diversos nombres que carecen de todo significado comunista, fundan asociaciones y publican periódicos cuya única finalidad es la de hacer posible la penetración de sus ideas en medios sociales que de otro modo no les serian fácilmente accesibles; más todavía, procuran infiltrarse insensiblemente hasta en las mismas asociaciones abiertamente católicas o religiosas. 9

Estos últimos párrafos los he obtenido directamente de la encíclica del Papa Pio XI, Divini Redemptoris del año 1937, pero qué sorpresa que casi 100 años después, los ejemplos que utilizó el Santo Padre siguen siendo los mismos métodos que el comunismo utiliza hoy en día: supuestos defensores de la paz mundial, pero siguen destacando la diferencia entre las clases, aprovechándose de los más necesitados. El Papa mencionaba que para difundir su mensaje publicaban periódicos, pero ya han invadido televisión, radio, internet, redes sociales, etc. Y destaco la última frase, procuran infiltrarse insensiblemente hasta en las mismas asociaciones católicas y religiosas. He aquí que esta doctrina es la gran razón detrás de los escándalos que se han suscitado dentro de la Iglesia; pederastia, herejía, predicación contraria a la palabra de Dios, confusión sobre los mandamientos, generar división entre los obispos, entre otros. No estoy diciendo que sea la única razón, pero creo que sí es la de mayor relevancia. Y esto es lo que con sumo dolor estamos presenciando: una lucha fríamente calculada y cuidadosamente preparada contra todo lo que es divino (cf. 2Tes 2, 3-4).

“Solamente los espíritus cegados por la pasión y por el odio cierran sus ojos a la luz de la verdad y la combaten obstinadamente.”

CARTA ENCÍCLICA DIVINI REDEMPTORIS DEL SUMO PONTÍFICE PÍO XI SOBRE EL COMUNISMO ATEO

Mi ejemplo como verdadero seguidor de Cristo

Es absolutamente necesario que el mensaje de Dios se proyecte cada vez más en nuestra vida práctica, de nada nos sirve decirnos católicos si no lo predicamos en nuestro día a día, si no dedicamos un momento diario para hacer oración. Ya lo pedía la Virgen en Fátima hace más de 100 años a propósito del comunismo, Oración y Penitencia. 10

“…si no dejaren de ofender a Dios, en el pontificado de Pío XI comenzará otra peor. Cuando veáis una noche iluminada por una luz desconocida, sabed que es la gran señal que Dios os da de que va a castigar al mundo por sus crímenes, por medio de la guerra, del hambre y de las persecuciones a la Iglesia y al Santo Padre. Para impedirla, vendré a pedir la consagración de Rusia a mi Inmaculado Corazón y la Comunión reparadora de los Primeros Sábados. Si se atienden mis deseos, Rusia se convertirá y habrá paz; si no, esparcirá sus errores por el mundo [el comunismo], promoviendo guerras y persecuciones a la Iglesia.”

Primer y Segunda parte del “Secreto” de Fátima, Página oficial del Vaticano

No se puede negar que aún nos queda mucho camino por recorrer, porque incluso en los mismos países católicos son demasiados los católicos que lo son casi solo de nombre; demasiados los que, si bien cumplen con mayor o menor fidelidad las prácticas más esenciales de la religión que se glorían de profesar, no se preocupan, sin embargo, de conocerla mejor ni de adquirir una convicción más íntima y profunda, muchos se conforman solo con asistir a Misa los domingos y creen que con eso están “cumpliendo” con su deber como católicos. Sabemos muy bien el gran aborrecimiento que el divino Salvador siente frente a esta vana y tibia actitud. Quien no ajusta sinceramente su vida práctica a la fe que profesa, no podrá mantenerse a salvo durante mucho tiempo hoy, cuando vivimos tan fuertemente el viento de la lucha y de la persecución de estas nuevas corrientes de ideologías de genero, de placeres pasajeros, en fin de movimientos adoctrinados por el comunismo.

Dios vomita al tibio (cf. Ap 3, 15-16). Y perdón por ser tan crudo pero tenemos que empezar a llamar las cosas por su nombre. Los pseudo católicos que, según ellos creen en Dios pero no están de acuerdo con lo que enseña la Iglesia fundada por Él, o que son católicos de domingo pero no hacen nada por cambiar sus vidas y alejarse del pecado; que siguen alimentando sus pasiones a través de los placeres terrenales sin hacer el mínimo esfuerzo por cambiar su vida; a esos son los que Dios aborrece.

“Conozco tu conducta: no eres frío ni caliente. ¡Ojalá fueras frío o caliente! Ahora bien, puesto que eres tibio, y no frio ni caliente, voy a vomitarte de mi boca.”

Apocalipsis 3, 15-16, Biblia de Jerusalén

Para asegurar, por tanto, la vida eterna y para socorrer eficazmente a esta sociedad tan dañada, es absolutamente necesario volver a un tenor de vida más modesto; es necesario renunciar a los placeres, muchas veces pecaminosos, que el mundo ofrece hoy con tanta abundancia; es necesario, finalmente, olvidarse de sí mismo por amor al prójimo. Este precepto nuevo (cf. Jn 13,34) de la caridad cristiana posee una virtud divina para regenerar a los hombres, y su fiel observancia infundirá en los corazones una paz interna desconocida para la vida de sentidos de este mundo y remediará eficazmente los males que afligen hoy a la humanidad.

“Pero si el Señor no guarda la ciudad, en vano vigilan sus centinelas” (Sal 126,1). Por esto el Papa Pio XI, exhortaba con insistencia, promover e intensificar del modo más eficaz posible el espíritu de oración y el espíritu de mortificación. Cuando los apóstoles preguntaron al Salvador por qué no habían podido librar del espíritu maligno a un endemoniado, les respondió el Señor: Esta especie [de demonios] no puede ser lanzada sino por la oración y el ayuno (Mt 17,20). Tampoco podrá ser vencido el mal que hoy atormenta a la humanidad si no se acude a una santa e insistente cruzada universal de oración y penitencia, poniendo para ello como intercesora a la inmaculada Madre de Dios, la cual, así como un día aplastó la cabeza de la antigua serpiente, así también es hoy la defensa segura y el invencible Auxilium Christianorum.11

  1. Antena3, 2020 más información falsa, diciembre 2018
  2. DW Noticias, El peligro de la información falsa en las redes sociales, mayo 2016
  3. BBC Noticias, Guía básica para identificar noticias falsas, septiembre 2018
  4. Enc Divini Redemptoris, Papa Pius XI, 19 de marzo de 1937, p .5
  5. Enc Divini Redemptoris, Papa Pius XI, 19 de marzo de 1937, p. 9
  6. Enc Divini Redemptoris, Papa Pius XI, 19 de marzo de 1937, p. 11
  7. Enc Divini Redemptoris, Papa Pius XI, 19 de marzo de 1937, p. 17
  8. Enc Divini Redemptoris, Papa Pius XI, 19 de marzo de 1937, p. 58
  9. Enc Divini Redemptoris, Papa Pius XI, 19 de marzo de 1937, p. 59
  10. Mensaje de Fátima, Congregación para la Doctrina de la Fe, 26 de junio de 2000
  11. Enc Divini Redemptoris, Papa Pius XI, 19 de marzo de 1937, p. 61

¿Por qué soy católico?

Una pregunta muy sencilla que a la vez pocos se hacen.

Si lo pudiera resumir en una frase sería, porque se puede llegar al conocimiento de Dios a través de la razón, y la única religión que te ofrece llegar al conocimiento de Dios y profundizar en la fe a través de la razón es la religión católica, la única y verdadera religión. Pero para descubrir esto tuve que ir profundizando poco a poco, estudiando y sobre todo rezando, para dejar que el Espíritu Santo pudiera obrar en mí.

Todo comenzó con las oraciones de mis padres y abuelos. Aclaro que no soy un santo y aún estoy lejos de serlo, pero afortunadamente nací en un hogar católico, mis abuelos educaron así a mi mamá y a mi papá, y a su vez ellos a mí. Pero la tradición no es la única razón por la cual soy católico.

Durante varios años en mi vida estuve en este ir y venir sobre mi espiritualidad, en este debate interno preguntándome si Dios realmente existe, cuál es realmente la religión verdadera si todas te dicen que lo son, y muchas otras preguntas de este tipo en las que mi “razón” cuestionaba mi fe.

Aquí quiero abrir un paréntesis gigante, para decir que mi escrito siguiente es muy vago, apenas una embarrada de lo que realmente se puede alcanzar y profundizar, pero lo que pretendo es contar un poco, para que quien lea esto tal vez le despierte la curiosidad y descubra si lo que digo es verdad, pero que realmente investigue y haga la prueba y pida Sabiduría al Espíritu Santo para que entienda que la fe y la razón van de la mano, y como dijo San Pedro “Estad siempre prontos a dar respuesta a todo el que os pidiere razón de la esperanza en que vivís” (1 Pe 3,15)

¿La Fe se opone a la Razón?

Creo que es una pregunta muy común que he escuchado en distintos lados. Empecemos por la definición de Fe, consultando el diccionario de la RAE nos dice, Fe es el conjunto de creencias, religiosas, de alguien o de un grupo; aseveración de que algo es cierto. Por otro lado, Razón es la facultad de discurrir, pensar o entender. Entonces cómo puedo entender algo que no veo, que no siento, que ninguno de mis sentidos percibe, como puedo conocer la existencia de Dios. Pero reducir este pensamiento a solo definiciones en un diccionario es muy pobre por lo que tratemos de razonar un poco más.

A lo largo de los siglos, la mayoría de los filósofos han dedicado sus vidas al estudio del conocimiento, a la esencia del hombre y lo que lo rodea, han tratado de encontrar la verdad absoluta a través de la razón y el pensamiento, y creo que se podría afirmar que no hay persona que no se haya hecho una de las siguientes preguntas, ¿Cuál es el sentido de la vida?, ¿Cuál es el origen de las cosas? Este sentimiento de búsqueda de la verdad, esta sed de conocimiento es algo inherente al hombre, aunque el hombre por sí solo no es capaz de llegar a una conclusión absoluta, hace falta algo más allá de lo material o de lo mundano para poder llegar a una conclusión.

Hay una carta muy interesante que escribió Juan Pablo II a finales del siglo XX, se titula Fides et Ratio, es una encíclica que habla sobre esta cuestión y quiero citar el primer párrafo de la encíclica:

“La fe y la razón (Fides et ratio) son como las dos alas con las cuales el espíritu humano se eleva hacia la contemplación de la verdad. Dios ha puesto en el corazón del hombre el deseo de conocer la verdad y, en definitiva, de conocerle a Él para que, conociéndolo y amándolo, pueda alcanzar también la plena verdad sobre sí mismo.”

Juan Pablo II, Fides et Ratio, 14 de Septiembre de 1998 ¹

En esta encíclica el Papa expone cuál es el camino que el hombre ha de pasar para progresar en el conocimiento de la verdad (y vuelvo a escribirlo) el hombre, por si solo, no es capaz de llegar a una conclusión absoluta, hace falta esa chispa divina para seguir avanzando.

“…Al mismo tiempo, considera a la filosofía como una ayuda indispensable para profundizar la inteligencia de la fe y comunicar la verdad del Evangelio a cuantos aún no la conocen.”

Juan Pablo II, Fides et Ratio, 14 de Septiembre de 1998

Entonces, la filosofía es una herramienta indispensable para ayudar a nuestra razón a madurar y desarrollar nuestra inteligencia en la fe, en pocas palabras una fe no razonada es un futuro testigo de jehova no es fe.

En palabras del cardenal Sarah, “La fe es, por lo tanto, un “sí” a Dios. Exige al hombre que deje a sus dioses, su cultura, todas las certezas y las riquezas humanas para adentrarse en la tierra, en la cultura y en el patrimonio de Dios. La fe consiste en dejarse guiar por Dios que se convierte en nuestra única riqueza, nuestro presente y nuestro futuro.” 2

Y qué opinan las demás ciencias, ¿hay alguna otra manera de comprobar la existencia de Dios? La respuesta corta es SI, y lo voy a tratar de resumir en muy pocas palabras; invito a quien quiera indagar más en el tema que vaya a las fuentes citadas al final de la página y lea los libros mencionados. Existe una amplia comunidad de científicos (entre ellos ganadores de premios Nobel) que comprueban la existencia de Dios, por ejemplo, la astrofísica, que es aquella rama de la física que se encarga del estudio del universo, ha concluido que el universo tiene un origen y fue hace más de 13 mil millones de años, esto significa que el universo tuvo un principio y si tuvo un principio por lo tanto alguien lo tuvo que crear, y por supuesto tuvo que ser un Ser no material que no tiene principio (es decir que es eterno) quien tuvo que crear el universo y todo lo que en él contiene; bien a ese ser lo conocemos como Dios. Es curioso que la ciencia (tras siglos y siglos de estudios) pudo concluir algo que ya se nos había revelado por Dios mismo en el primer libro de la Biblia, el Génesis, mil años antes de Cristo. 3

Entonces tenemos métodos para conocer la existencia de Dios, es tan real y tan presente como tú y yo, pero aún no he respondido a la primera pregunta, por qué soy católico.

¿Es la Iglesia Católica la iglesia fundada por Dios?

Existen en el mundo 3 religiones: el cristianismo, el judaísmo y el islam. Repito hay 3, el budismo no es religión porque Buda no es dios, los mismos budistas lo dicen, y si no creen en dios entonces no la llamemos religión, pónganle el nombre que quieran. Y el hinduismo tampoco es religión, es una filosofía de vida, de acuerdo con los propios hinduistas. Las demás pseudo-religiones las tenemos que llamar por su nombre “sectas”. Continuemos, a pesar de ser 3 religiones distintas comparten varias similitudes, por ejemplo, las 3 religiones creen en un solo Dios, que es el creador del universo, las 3 tienen su libro sagrado, la Biblia para los cristianos, el Corán para los musulmanes (islam) y la Torá para los judíos, compartiendo los primeros libros de la Sagrada Escritura en las 3 religiones, es por ésto que muchas personas hablan de que las religiones son lo mismo, y que las 3 religiones hablan del mismo Dios, y en esencia sí, los tres enseñan la alianza que hizo Dios con el pueblo hebreo su pueblo elegido. Entonces, ¿quién tiene la razón? bien el Islam es la más joven de las 3 religiones con su origen alrededor del siglo VII D.C. y por esto queda descartada como la religión verdadera.

Aquí hice una pausa para poner en orden mis ideas y saber cómo explicar con palabras mi pensamiento. No es por el siglo VII por lo que el Islam no es la verdadera, es por las letras que escribí después “D.C. = después de Cristo”, Cristo es la mayor y más importante diferencia entre las 3 religiones, y Él es la razón por la cual el cristianismo es la verdadera religión. El origen del cristianismo es el judaísmo, el antiguo testamento está en la Torá, compartimos el mismo origen. Y como fue escrito por los profetas Dios enviará a la Tierra al Mesías al salvador del mundo.

Volvió Yahveh a hablar a Ajaz diciendo: “Pide para ti una señal de Yahveh tu Dios en lo profundo del Seol o arriba, en lo más alto. Respondió Ajaz: “No la pediré, no tentaré a Yahveh”

Dijo Isaías: “Escucha, pues, heredero de David: ¿Os parece poco cansar a los hombres, que cansáis también a mi Dios? Pues bien, el Señor mismo va a daros una señal: Mirad, una doncella está en cinta y va a dar a luz un hijo, al que pondrá por nombre Emmanuel.”

Isaías 7, 10-14, La Biblia de Jerusalén

El Verbo de Dios se hizo carne y habitó entre nosotros, Dios envió a su hijo para que nos enseñara cuál es el camino verdadero, para enseñarnos cuál es el camino que lleva a la Salvación, a la verdad absoluta. «Le dice Jesús: “Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida. Nadie va al Padre sino por mí. Si me conocéis a mí, conocéis también a mi Padre; desde ahora lo conocéis y lo habéis visto.” (Jn 14, 6-7)».

Dios lo dijo a través de los profetas, y a pesar de ello no todos creyeron. Jesús hizo milagros, resucitó muertos, y a pesar de ésto pidieron que lo crucificaran; con ésto Dios volvió a cumplir lo que dijo en las Escrituras.

Jesús instituyó la Iglesia Católica

En las sagradas escrituras está escrito que Jesús le dijo a Simón (Pedro) “Sobre esta piedra edificaré mi Iglesia”. Simón es uno de los doce discípulos de Jesús, y es a la única persona a la que Jesús le cambia el nombre (en todo el Nuevo Testamento). De hecho, el nombre de Pedro no aparece en ningún nombre de la antigüedad, sino hasta que Jesús se lo asigna a Pedro, que quiere decir “Roca” o “Piedra”. Aquí hay dos puntos importantes, el primero Jesús fundó así UNA Iglesia, no dijo mis iglesias, es UNA la verdadera; y el segundo que Jesús reconoce en Simón, la fe sólida en la cual debía fundarse la Iglesia y por esa razón le asigna la misión de ser la roca firme sobre la cual, la iglesia de Dios, se sostiene aún después de 2,000 años.

“Y yo a mi vez te digo que tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella. A ti te daré las llaves del Reino de los Cielos; y lo que ates en la tierra quedará atado en los cielos, y lo que desates en la tierra quedará desatado en los cielos.” 

Mateo 16, 18-19, La Biblia de Jerusalén

En conclusión, creo en Dios que es el creador de todo lo que existe, que envió a Jesús su hijo (que es Dios mismo hecho carne) a revelarnos que Él es el único camino que existe y que fundó la Iglesia sobre Pedro, de la que hoy el Papa Francisco es sucesor, haciendo a la iglesia católica la única y verdadera. No podemos negar la importancia de la iglesia católica en nuestros días, en materia política, social, etc. Porque Dios hizo esa alianza con todos nosotros, su pueblo y prometió que iba a estar con nosotros todos los días hasta el fin del mundo.

6 de Mayo de 2020

  1. Fides e Ratio, Juan Pablo II (14 de septiembre 1998), www.vatican.va/content/john-paul-ii/es/encyclicals/documents/hf_jp-ii_enc_14091998_fides-et-ratio.html
  2. C. Sarah R, Se hace tarde y anochece (2019, 3ra edición), p. 26
  3. P. Loring J, Para Salvarte (2004, 56° edición), p.10 – 15