El Santo Rosario

En el año 1208, la Virgen María se le apareció a Santo Domingo de Guzmán y le enseñó a rezar el rosario, le pidió que propagará su devoción por todo el mundo y lo utilizará como arma poderosa en contra del demonio y los enemigos de la fe.
La madre de Dios prometió que quien rece el rosario obtendrá abundantes gracias y ayudará a la conversión de muchos pecadores.

El rosario esta compuesto por 20 “misterios” o acontecimientos de la vida de Jesús y de María, agrupados en 4 rosarios.

Misterios Gozosos

Se recomienda rezar lunes y sábados.

Misterios Dolorosos

Se recomienda rezar martes y viernes.

Misterios Gloriosos

Se recomienda rezar miércoles y domingos.

Misterios Luminosos

Se recomienda rezar los jueves.

Como rezar el rosario

  1. La señal de la Cruz: En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.
  2. Dios mío, ven en mi auxilio. Señor date prisa en socorrerme.
  3. Gloria: Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.
  4. Se enuncia en cada decena el “misterio” que se vaya rezar, por ejemplo, “primer misterio glorioso, la Resurrección del Señor”.
  5. Se hace una reflexión.
  6. Se reza el Padre Nuestro
  7. Se rezan 10 Avemarias
  8. Se reza el Gloria (se puede añadir una oración adicional a la Virgen):
    • María madre de gracia y madre de misericordia, en la vida y en la muerte ampáranos gran señora.
    • Oh mi buen Jesús, perdona nuestros pecados y líbranos del fuego del infierno, lleva al cielo a todas las almas y socorre especialmente a las más necesitadas de tu divina misericordia. Amén.
  9. Se repiten los pasos 4 al 8 hasta completar los 5 misterios.
  10. Se reza las Letanías Lauretanas, u otras oraciones a María.

Carta apostólica Rosarium Virginis Mariae del Sumo Pontífice Juan Pablo II sobre el santo rosario